Astrolabio

María Ruiz

El director general del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Pedro Zenteno Santaella, dio a conocer que, tras la inspección de tres clínicas ubicadas dentro del estado de San Luis Potosí, se pudo constatar un déficit en cuanto a la cantidad de personal médico y distribución de medicamentos.

“En la primera unidad en la que estuve se detectó el espacio de cuatro consultorios y solo dos médicos por la mañana y por la tarde solo uno. Hablamos de un déficit de atención de un 40 por ciento de médicos. En desabasto médico nos encontramos a nivel nacional en un 97 por ciento y San Luis enfrenta un 90 por ciento”, expuso.

Esto tras realizar observancias al personal operativo, plantilla laboral de trabajo, abasto de medicamentos, equipamiento médico y mantenimiento de las unidades médicas.

El director general afirmó que el hospital ubicado en San Luis Potosí está rebasado por la cantidad de pacientes y que por esto el ISSSTE enfrenta el deterioro de toda su estructura y equipamiento.

Por ello, confirmó que actualmente existe un proyecto de sustitución en el que se plantea —a través de estos panoramas de análisis— mejorar el servicio al derechohabiente por medio de la creación de una nueva clínica de atención.

“Estamos viendo con el Insabi para ver si existe algún espacio médico que podamos tener, adquirir o rentar en comodato para que se mejore el servicio y comenzar a construir un nuevo hospital, pero aún nos encontramos en ese proceso. Estamos viendo en qué estatus está la cartera de inversión”, remarcó.

Mencionó, además, que luego de que realizó el recorrido por estas tres clínicas, se mantendrá la posibilidad de la ampliación estructural de algunas de ellas, su renivelación, así como la sustitución de las mismas.

“Esto al ver que la cantidad de población que necesita ser atendida ya creció, pues la atención y los espacios para la derechohabiencia ya no es suficiente”, explicó.

En otro orden de ideas, el director general del ISSSTE aseguró que únicamente en el estado se atienden a un total de 381 mil pacientes, lo que hace que el instituto tenga la necesidad de destinar más recursos para su mejora, pero sobre todo, ampliar los servicios de primer nivel.

“Hemos encontrado diversas problemáticas como la falta de personal, atraso en el mantenimiento de las unidades y ahora se está revisando el surtido de las farmacias. No tenemos una barita mágica, pero estamos comenzando”, apuntó.

A+