(CNN) – El hotel Krystall sin duda inspirará algunas bromas sobre una recepción helada cuando abra en diciembre de 2016, pero una vez los huéspedes se den cuenta que están a punto de registrarse en un gigante copo de nieve flotante, podría derretir corazones con igual facilidad.

El lujoso hotel de 86 habitaciones ha sido diseñado por la empresa de arquitectura Dutch Docklands para la ciudad noruega de Tromso, la cual ofrece a los clientes un destino único y un lugar inigualable desde donde se puede ver la aurora boreal.

“Lo llamamos un desarrollo sin fisuras”, dijo el arquitecto Koen Olthuis a CNN, explicando por qué el hotel Krystall de cinco estrellas se asentará sobre las aguas glaciales de la costa escarpada de Tromso en vez de hacerlo en tierra firme.

“Debido a que flota, no tenemos ningún impacto en ese lugar. Si lo quitas después de alrededor de 100 años, no dejará ninguna huella”.

“Esta es la única manera de llevar un hotel a un ambiente marino que es así de hermoso y valioso”.

Olthuis dijo que el Krystall ha sido inspirado por la arquitectura flotante que tiene tanta presencia en sus tierras bajas holandesas, pero será en una escala mucho mayor y más opulenta que lo esperado por los visitantes acaudalados de Japón, Rusia y otras partes de Europa.

“En el hotel, flotarás a través de pasillos cubiertos de formas geniales y futuristas, podrás recostarte al lado de una chimenea recubierta de ladrillos transparentes que parecen bloques de hielo y dormir en habitaciones adornadas con diseños minimalistas y con diseños de invierno”, agrega.