Anticiparte siempre será una buena estrategia para alcanzar tus metas. Como padre de familia ¿cuál es tu mayor preocupación? Seguramente darles a los hijos las herramientas para que sean independientes.

El sueño es que por lo menos estudien la universidad, lo cual, a precios actuales ronda 650 mil pesos, y pensando en que cada ciclo escolar resulta complicado asumir el gasto de materiales necesarios para que lo inicien, imagina lo que será en el nivel superior.

“El costo de las universidades aumenta, casi diez por ciento anual y en 17 años a lo mejor costará un millón y medio de pesos, por eso hay que planear lo antes posible”, explica Mariana Ávalos, subdirectora comercial de vida de Axa Seguros.

Pero no te angusties, que sí te puedes adelantar y de alguna manera garantizar que tus hijos lleguen a la universidad con un seguro educativo.

En este instrumento financiero, establece la Condusef, el padre, madre o tutorpaga una prima, y el beneficiario recibirá al cumplir, en la mayoría de las ocasiones, 18 años, una suma asegurada para continuar sus estudios.

Una ventaja de los seguros educativos es que están ligados a una póliza de vida, pues si tú llegas a faltar y eres el proveedor de tu familia está garantizando que tu familia reciba el seguro de vida, y también lo que ahorraste para su educación, explica la directiva de Axa seguros.

¿Cuánto te cuesta lograr que tu hijo pueda tener esa cantidad necesaria para pagar la universidad? De acuerdo con Mariana Ávalos, una persona entre 30 y 45 años que requiera ahorrar este millón de pesos, el seguro le costaría aproximadamente 20 mil pesos anuales, y tendría que pagar mensualmente mil 500 pesos.

Abusado al contratar

La Condusef te recomienda que tomes en cuenta:

  • De ser posible, contrata el seguro a temprana edad del hijo, ya que entre más pequeño sea, el seguro será más barato.
  • No omitir ni mentir respecto de la información que se proporciona a la aseguradora al momento del llenado de la solicitud, ya que puede ser motivo de que se rescinda el contrato.
  • Tomar en cuenta que el pago del seguro será de mediano y largo plazo para que tenga el efecto deseado.
  • Leer bien las condiciones generales del producto, aclarar todas las dudas que tenga y verificar que cumpla sus expectativas de asegurar la educación superior de sus hijos.
  • Comparar el costo y los beneficios que te ofrecen, no tomar por definitivo la primera opción que conozcas.
  • Contratar sólo con agentes que cuenten con cédula expedida por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF) para realizar esta actividad.
  • Considera que si eliges como forma de pago la mensual, trimestral o semestral te pueden aplicar un cargo extra.

Dinero e Imagen

Leave a Reply