eutana

Bélgica (10 de Marzo).- Un aficionado de corazón y hasta en las últimas instancias, así es Lorenzo Schoonabert, un hombre de 41 años de edad que tiene 20 años luchando contra un cáncer que lo mata lentamente provocándole un gran sufrimiento.

Lorenzo decidió practicarse la eutanasia pero no quería partir al otro mundo sin antes despedirse del equipo de sus amores; el Brujas de Bélgica.

Cuando el club supo sobre este caso, rápidamente hicieron los movimientos necesarios para localizarlo y luego de haberlo hecho, lo invitaron a un juego para que lograra hacer su sueño realidad.

Choonabert, junto a su pequeña hija y su esposa, entraron al terreno de campo, él visiblemente conmovido y emocionado. Juntos dieron la patada inicial del partido de Brujas frente a Mouscron.

Para buena suerte de Lorenzo, pudo ver que su equipo ganó 3 goles a 1, razón que lo puso aún más feliz. Horas después recibiría la inyección letal que lo haría dormir para siempre.