Angélica Capillo

El titular del Secretariado Ejecutivo del Consejo Estatal de Seguridad Pública de Gobierno del Estado, Armando Oviedo Abrego, manifestó que de las 36 muertes violentas de mujeres ocurridas en la entidad potosina durante este 2019, únicamente 19 han sido clasificadas como feminicidio, y los 17 restantes fueron homicidios dolosos.

En rueda de prensa, Oviedo Abrego dijo que el Gobierno del Estado lamenta y condena los feminicidios ocurridos en San Luis Potosí, por lo que se han redoblado los esfuerzos interinstitucionales para continuar con las acciones de “no violencia” en contra de las mujeres, tanto en la parte preventiva como de no impunidad.

Apuntó que en lo que va del 2019 se han registrado 36 muertes violentas de mujeres, de las cuales 17 se han clasificado como homicidios dolosos y 19 como feminicidios; agregó que, según datos de la Fiscalía General del Estado (FGE), se ha resuelto el 65 por ciento de los casos ocurridos este año, al realizar las investigaciones y captura de las personas que presuntamente cometieron estos delitos, con el propósito de que enfrenten la justicia.

No obstante, de acuerdo a información de la FGE, de las personas detenidas por su probable participación en feminicidios registrados durante este 2019, hasta la fecha no se cuenta con ningún dato de alguien que haya recibido sentencia condenatoria.

Oviedo Abrego dio a conocer que las investigaciones de muertes violentas de mujeres inician con un protocolo para este tipo de delitos, y cuando avanzan las indagatorias los ministerios públicos van descartando o corroborando los datos de prueba necesarios para clasificar como feminicidio, o bien, en un homicidio; añadido que también es posible que una vez que se procede ante el juez de control, se pueda clasificar o reclasificar este delito, conforme a los elementos que se presentan en la carpeta de investigación.

Argumentó que la clasificación referida se lleva a cabo por parte de la FGE y obedece a las siguientes circunstancias: que exista o haya existido una relación de parentesco, afecto, docente o laboral, así como cualquier otra que implique amistad o confianza, subordinación o superioridad entre la víctima y su agresor; que exista en la víctima, signos de violencia sexual o de cualquier otro tipo; que existan antecedentes de violencia sexual, física, psicológica, matrimonial, económica o de cualquier indicio de amenaza producido en el ámbito familiar, laboral o escolar del sujeto en contra de la víctima.

Además, que haya infringido en la víctima lesiones o mutilaciones previas o posteriores a la privación de la vida o bien, que generen el sufrimiento; que existan datos que establezcan que hubo amenazas, acoso o violencia sexual relacionadas con el hecho delictuoso del sujeto activo en contra de la víctima o bien, que el cuerpo de la víctima sea expuesto en cualquier forma, depositado o arrojado en algún lugar público; que la víctima haya sido incomunicada o privada de su libertad, cualquiera que sea el tiempo previo a la privación de la vida.

Asimismo, el funcionario estatal refirió que en el feminicidio ocurrido el miércoles 23 de octubre en el municipio de Tamazunchale, donde la víctima fue una menor de 16 años, la Policía Investigadora realizó las indagatorias necesarias para esclarecer el hecho, mismas que derivaron en la detención de Ángel Rafael N., de 19 años, y de Ángel, de 35 años de edad.

Posteriormente, mediante un comunicado, la FGE informó que litigadores de la dependencia lograron la vinculación a proceso de ambos sujetos: uno de ellos por feminicidio y violación, y el otro únicamente por feminicidio, por lo que se les dictó prisión preventiva oficiosa, con un plazo de cuatro meses, plazo en que las autoridades y la defensa de los imputados deberán aportar datos de prueba para la investigación complementaria.

De igual forma, Oviedo Abrego mencionó que el feminicidio ocurrido el pasado 25 de octubre en las calles del Fraccionamiento Los Molinos, de la capital potosina, donde la víctima fue localizada en el interior de un vehículo con señas visibles de estrangulamiento, la Policía Investigadora de la FGE llevó a cabo las investigaciones necesarias, y logró la captura de Jhovanni N., de 34 años de edad, quien quedó interno en el Centro de Reinserción Social de La Pila.