obama

Caracás, Venezuela (10 de Marzo) .- El decreto del presidente estadunidense Barack Obama que declara a la situación en Venezuela como una “amenaza inusual” para la seguridad de Estados Unidos es el paso “más agresivo, injusto y nefasto” de Washington contra este país sudamericano, denunció hoy el mandatario venezolano Nicolás Maduro.

“El presidente Barack Obama ha dado el día de hoy el paso más agresivo, injusto y nefasto que se haya dado contra Venezuela, (…). Usted no tiene derecho a agredirnos y a declarar que Venezuela es una amenaza para el pueblo de Estados Unidos, la amenaza para el pueblo estadunidense son ustedes”, dijo Maduro.

El presidente venezolano habló durante una cadena obligatoria de radio y televisión de más de dos horas de duración desde el palacio presidencial de Miraflores, rodeado por medio centenar de ministros y jefes militares.

La orden ejecutiva de Obama “es un exabrupto, una grosería” que refleja que en Estados Unidos “hay mucha desesperación, impotencia porque no quieren entender la realidad revolucionaria, bolivariana, socialista y chavista”, dijo Maduro.

El decreto estadounidense del lunes declara a la situación en Venezuela una “amenaza para la seguridad nacional de Estados Unidos” y se sanciona con congelamiento de bienes y prohibición de ingreso a Estados Unidos a siete altos funcionarios venezolanos acusados de violaciones a los derechos humanos.

Sorpresivamente, en la recta final de su discurso de más de dos horas, Maduro nombró a uno de los funcionarios sancionados, el mayor general Gustavo González López, que se desempeñaba como director del servicio de inteligencia Sebin, nuevo ministro de Interior, Justicia y Paz.

Poderes especiales ante “agresión imperialista”

Maduro también adelantó que este martes el gobierno presentará ante la Asamblea Nacional una solicitud para que el Legislativo le apruebe poderes especiales y gobierne por decreto en materia de seguridad ante “la agresión imperialista”. “Voy a solicitar una ley habilitante antimperialista para prepararnos para todos los escenarios y en todos ganar y en todos triunfar con la paz”, sentenció.

Maduro también citó al líder cubano Fidel Castro y al guerrillero de origen argentino Ernesto Che Guevara para señalar que “no se puede creer a Estados Unidos”, pero de inmediato dijo que “queremos regularizar nuestra relaciones con Estados Unidos sobre la base del respeto absoluto a la soberanía de Venezuela”.

Por la tarde, en una primera reacción, la cancillería venezolana anunció que llamó a consultas a su encargado de negocios en Washington, Maximilien Arveláiz. Ambos países retiraron a sus embajadores en 2010.

Las relaciones entre Washington y Caracas, salpicadas de momentos de gran tensión desde la llegada al poder de Hugo Chávez (1999-2013) en Venezuela para impulsar el llamado socialismo del siglo XXI, han escalado en las últimas semanas con constates acusaciones de Maduro de que Estados Unidos busca derrocarlo.

Con el argumento de impedir la posible llegada de posibles “espías” a Venezuela, el 28 de febrero Maduro anunció la obligatoriedad de visas a estadunidenses y ordenó revisar y reducir el personal diplomático de Washington en Caracas.

Las diferencias entre ambos países se agudizaron tras las protestas opositoras que sacudieron a Venezuela de a principios de 2014 y las detenciones de dirigentes políticos opositores como Leopoldo López, líder del partido Voluntad Popular encarcelado desde hace un año, y el alcalde mayor de Caracas, Antonio Ledezma, capturado el 19 febrero pasado.

Los gobiernos de Caracas y Washington retiraron a sus embajadores en 2010 aunque los estadunidenses son los principales clientes del petróleo venezolano y de los contados que pagan con dinero líquido.

Nota “bastante dura”: OEA

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, calificó hoy de “bastante dura” la declaración de Obama al calificar la situación en Venezuela como una “amenaza extraordinaria e inusual a la seguridad nacional” de Estados Unidos.

“Más que una acusación de alguna actividad en concreto, creo que es una categorización de Venezuela de una manera bastante dura”, reaccionó Insulza, de visita oficial en Bolivia, tras entrevistarse con el presidente Evo Morales.

Insulza, que dejará el cargo en la OEA en mayo próximo, dijo que llegó a La Paz para despedirse de Morales, con quien abordó en una breve cita diversos temas de la actualidad nacional e internacional.

“Venezuela atraviesa una situación difícil y ciertamente es un riesgo complicado para ellos no porque haya alguna acción concreta ahora”, manifestó Insulza que abogó por “una situación de paz y diálogo entre todos los países”.

Sin embargo, “habrá que informarnos bien, conversar con los representantes de Venezuela para ver qué es lo que esperan ellos que hagamos, pero no quisiera ahora, de forma prematura, realizar alguna actividad ahora”, sostuvo en rueda de prensa en el presidencial Palacio Quemado.

El secretario general de la OEA tampoco se refirió al reciente pedido de sectores de la oposición venezolana para que convoque al Consejo Permanente del organismo a una reunión para discutir la situación de Venezuela, sumida en una dura crisis política y económica.