Jaime Nava 

La delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social en San Luis Potosí, a cargo de José Sigona Torres, ha contratado, en por lo menos 18 ocasiones, los “servicios de limpieza y lavado de ropa” que ofrece su amigo Fernando Abud Sarquís, actual director de Relaciones Públicas del ayuntamiento de la capital.

En la página de compras de la institución se detallan las fechas de asignación y montos de 17 contratos celebrados entre el 1 de enero del 2015 y el 1 de enero del 2017 con valores que oscilan entre los 117 mil 203 pesos y los 3 millones 998 mil pesos; de los cuales, 11 de ellos fueron adjudicados directamente y, pese a que el resto se clasificaron como “licitaciones públicas”, en los documentos consta que Abud Sarquís participó como único licitante y, por lo tanto, le fueron asignados los contratos.

En 2015, Abud Sarquís cobró, por diversos contratos, 4 millones 930 mil 220 pesos; en 2016 la cifra aumentó a 5 millones 737 mil 875 pesos y en 2017 el IMSS le pagó 3 millones 517 mil 312 pesos, según consta en su “ficha de proveedor” en el portal del instituto, montos que suman un total de 14 millones 185 mil 408 pesos en solo 3 años.

 

El contrato más reciente corresponde a la licitación LA-019GYR023-E391-2017 expedida por la delegación potosina del Instituto Mexicano del Seguro Social para “atender las necesidades del Hospital General de subzona número 9, Hospital General de zona número 50 y las guarderías número 1 y 2” durante el ejercicio fiscal 2018.

En el acta de apertura de propuestas se hizo notar que dos licitantes “expresaron interés en participar”, pero no enviaron ninguna oferta salvo Fernando Abud Sarquís quien resultó ser el único proveedor que presentó la documentación requerida “en participación conjunta con Elí Pérez Flores”; a ellos, el 21 de diciembre del año pasado, se les adjudicó un “contrato abierto” por el servicio con un monto mínimo de 2 millones 703 mil 600 pesos y un máximo de 6 millones 759 mil pesos.

Lo que significa que, en cuatro años, el costo de la amistad entre el delegado del IMSS y el director de Relaciones Públicas del ayuntamiento asciende a 20 millones 944 mil 408 pesos.

Cabe destacar que antes de que José Sigona Torres fuera designado como delegado del IMSS en el estado las licitaciones para prestar servicios de lavado de ropa en los hospitales y guarderías mencionados habían sido asignadas a otros proveedores; por ejemplo, en 2013 el contrato correspondiente a las guarderías 1 y 2 fue firmado con una empresa de nombre Lavarent.

“El negocio es mío, pero facturo a nombre de mi papa”

Fernando Abud Medellín, hijo de Fernando Abud Sarquís, aseguró que los contratos que existen con el Instituto Mexicano del Seguro Social han sido firmados por él en su carácter de gerente de la empresa Lavamezc. En entrevista con Astrolabio, dijo que comenzó el negocio de la lavandería desde que estudiaba la preparatoria y, aunque el nombre comercial es Lavamezc, la razón social se encuentra a nombre de su papá, Fernando Abud Sarquís.

“Mi papá no tiene nada que ver, en el negocio ni siquiera tiene una oficina porque todo lo administro yo”, aseveró Abud Medellín y, además, rechazó que hubiese ganado los contratos debido a la amistad que existe entre su padre y el delegado del IMSS con quien dijo no tener ningún tipo de relación.

Abud Medellín comentó que “fue un error” mantener la razón social de la empresa con el nombre de su papá, por ello, informó que ya se encuentra realizando los trámites correspondientes para desvincular a Fernando Abud Sarquís de la lavandería a fin de evitar que la actividad política de su padre genere especulaciones que puedan afectar sus negocios. “Me preocupa que me puedan quitar el contrato porque de esto vivo, yo no estoy metido en política ni me interesa”, sentenció.