Astrolabio

Por Antonio González Vázquez

La Red de Diversificadores Sociales hizo una denuncia pública por las agresiones de que fueron objeto por parte de algunos de los dirigentes del denominado Consejo Coordinador Ciudadano durante la “Marcha por la vida y la familia”, realizada este sábado.

Paul Ibarra Collazo, dirigente de Red Diversificadores Sociales, emitió el siguiente comunicado.

Luego de los sucesos de este sábado, en los que algunos de los dirigentes del denominado Consejo Coordinador Ciudadano agredieran física y verbalmente a compañeros y compañeras del contingente LGBT de la denominada “Marcha por la vida y la familia”, la Red Diversificadores Sociales A. C., se pronuncia a favor de la inclusión social, y condena todos aquellos actos de violencia que originan encono en la sociedad.

Consideramos que un primer paso para mitigar los embates de la homofobia social, es la visibilización de las familias diversas, monoparentales, homoparentales, lesboparentales, extendidas, tradicionales, todas. Esto tiene un principio constitucional, ya que la Carta Magna protege a las familias sin distinción de preferencia sexual, identidad de género, raza, edad, religión.

La manipulación sufrida hoy por parte de los líderes del CCC hacia la feligresía juvenil, y los ataques en contra de nuestras compañeras activistas, son una muestra de cómo el discurso de odio emitido por este consejo, provoca la división social y manifiesta la intolerancia, falta de respeto y violación de los principios constitucionales.

Por este medio, solicitamos a las autoridades competentes, Comisión Estatal de los Derechos Humanos, Comisión Ejecutiva Estatal de Atención a Víctimas, Procuraduría de Justicia en el estado, active el protocolo de protección para defensores/as de los derechos humanos a las personas activistas atacadas en esta jornada.

Nos preocupa el hecho de que la violencia feminicida y la violencia homofóbica han cobrado en el país miles de víctimas, por lo que es necesario estar alerta ante cualquier conato de violencia.

Por último, hacemos un llamado a la sociedad potosina a que no permita ser manipulada por estos pseudo defensores de la vida y la familia, quienes sólo han provocado hasta el momento, división entre los distintos sectores de la sociedad y han interferido en el quehacer legislativo estatal, al ser tomados en cuenta por algunos y algunas legisladoras que creen que los derechos humanos están a consulta de las mayorías.

La comunidad LGBT potosina nos pronunciamos a favor de las familias, del respeto a la diversidad y al estado de derecho. Porque todas las personas nacemos libres e iguales, en dignidad y derechos, aspecto que en la actualidad es violentado por el Código Familiar vigente.

¡Qué vivan las familias! ¡Qué viva la diversidad!

 

Leave a Reply

A+