Angélica Campillo

Rosana Vargas, actuaria del Tribunal Estatal de Conciliación y Arbitraje, denunció públicamente haber sido agredida y privada de su libertad por parte del alcalde de Mexquitic de Carmona, Rafael Pérez Rojas, y por el director de Seguridad Pública Municipal, Genaro Pérez Murillo, cuando acudió a requerir el pago de un laudo laboral.

La afectada relató que el 7 de noviembre del año pasado acudió al Ayuntamiento de Mexquitic de Carmona a realizar un acto de mandamiento de ejecución de embargo derivado de un juicio laboral por el pago de aproximadamente 958 mil pesos, sin embargo se vio violentada tanto verbal como físicamente.

“Es algo vergonzoso que como presidente municipal, que es el que debe respetar y hacer respetar las leyes y los reglamentos, no venga impartido por él”, sentenció.

En ese contexto, este lunes 27 de enero acudió a la Fiscalía General del Estado (FGE) a presentar la denuncia en contra del alcalde por los delitos de lesiones, amenazas, privación ilegal de la libertad, así como desobediencia a un mandato legal.

La actuaria señaló que decidió presentar hasta ahora la denuncia por temor, debido a que recibió amenazas de muerte, por lo que hizo responsable al alcalde Rafael Pérez Rojas y a su jefe de policía, Genaro Pérez, de cualquier cosa que le pueda ocurrir.

Por su parte, la presidenta del TECA, Rosa de Guadalupe Cervantes Gamboa, narró que el requerimiento se estaba haciendo de manera habitual, pero al momento en que se empezaron a señalar bienes para el embargo, aparecieron el alcalde y el jefe de policía, y con palabras altisonantes impidieron que se llevara a cabo la diligencia, agrediendo de manera física y verbal a la licenciada Rosana y a sus acompañantes.

Dijo que, aunado a ello, se mandaron cerrar las puertas del Palacio Municipal, impidiendo su salida por alrededor de 20 minutos, por lo que se mandó pedir el auxilio de la fuerza pública que no llegó, y por su conducto se tuvo que pedir la intervención del secretario general de Gobierno, Alejandro Leal Tovías, para que se comunicaran con el Ayuntamiento de Mexquitic de Carmona, a fin de que se le permitiera su salida al personal del TECA.