Leticia Vaca

Integrantes de Ciudades Observado, presentaron una denuncia ante la Auditoría Superior del Estado (ASE), para que se investiguen los presuntos desvíos del ejercicio fiscal de 2017 y 2018, presunta falsificación de firmas y uso de documentos apócrifos, presunto uso de empresas fantasmas; procesos de compra y adquisiciones irregulares en los Servicios de Salud de Gobierno del Estado.

A través de una investigación, realizada por Ciudadanos Observando se reveló que en la Secretaría de Salud que encabeza Mónica Liliana Rangel destinó millonarios pagos de recursos públicos a  personas físicas y morales, a las cuales se les detectaron diversas anomalías y que se detallaron en la denuncia presentada.

“Tal como se reveló en la investigación ‘Pandemia de corrupción en los Servicios de Salud’, se presume un daño a los recursos públicos de al menos de 447 millones de pesos, donde por medio de empresas fantasmas y procesos ilegales se pudieron presuntamente haber desviado fuertes cantidades de dinero”.

De dicha investigación realizada por integrantes de la organización ciudadana, según exponen,  podrían desprenderse delitos como peculado, delincuencia organizada, robo de identidad entre otros.

Además se presentaron  denuncias ante la Auditoría Superior de la Federación, la Secretaría de la Función Pública y la Unidad de Inteligencia Financiera del SAT.

“Es importante señalar que la Auditoría Superior del Estado ya había realizado observaciones a los Servicios de Salud por 65 millones de pesos, relacionados con la cuenta pública 2018 y que nunca pudo solventar”.