Astrolabio

Abelardo Medellín

Con la llegada de Enrique Galindo Ceballos al Ayuntamiento de la capital, comenzaron las prácticas ilegales para despedir trabajadores, así como el uso de elementos de la policía para vigilar y tomar fotografías de empleados inconformes que accedieron a ser entrevistados por medios de comunicación.

Decenas de trabajadores de la Unidad Administrativa Municipal (UAM) se dieron cita la mañana de este lunes en las oficinas de Recursos Humanos del Ayuntamiento para recibir una explicación de por qué fueron dados de baja del sistema, razón por la cual no pudieron dejar constancia de su hora de entrada.

De acuerdo con lo comentado por los afectados, desde el pasado viernes, trabajadores de diversas áreas no pudieron registrar su ingreso al trabajo en el sistema digital de huella electrónica, ya que su perfil había sido eliminado de este sistema; situación que se repitió la mañana de este lunes.

Una de las trabajadoras, que pidió mantener su identidad como anónima, declaró que muchos son los compañeros que han sido removidos de su trabajos con esta forma de “despido”.

“Es un tema de que quieren ocupar nuestras bases (…) a mí el viernes mi director me dijo que fuera a Recursos Humanos, que la dirección administrativa le había dicho que me tenía que presentar”, narró la trabajadora.

La entrevistada dijo que hoy asistió a las oficinas donde labora dentro de la UAM y no  pudo registrar su presencia en el sistema: “lo hice en los tres relojes y no pude registrarme, pregunté que por qué y me dijeron que hasta que no pase a Recursos Humanos y ya después de eso pues estamos ahorita en el pasillo, esperando a que salgan y ver si respetan las listas”.

La afectada comentó que, como abogada, sabe que este formato de despido, en el que no te permiten ingresar a tu oficina, es ilegal: “al final tuvieron que habernos notificado por escrito, pero solo nos dijeron que nos presentaramos a Recursos Humanos y no nos han dado respuesta”.

Según la trabajadora, Recursos Humanos hizo una lista con todos los trabajadores a los que ya no se les permité trabajar en sus áreas, la cual sirve como guía para atender a cada uno de los afectados por esta situación.

Sin embargo, los trabajadores han presenciado como el personal de Recursos Humanos no respeta la lista y parecieran no tener un orden concreto para recibirlos.

La afectada comentó que, ante la incapacidad de Recursos Humanos para atender a todos los afectados, se les ha dicho que se vayan a sus casas y que vuelvan dentro de tres días. No obstante, los trabajadores han optado por quedarse en los pasillos de la UAM, ya que de irse a sus casas como les sugieren, podrían acumular tres faltas y con eso dar motivos para un despido por faltas administrativas.

Minutos antes de la entrevista, decenas de trabajadores le exigieron a uno de los integrantes del área de Recursos Humanos que explicara porque no pueden registrar su huella en el sistema, a lo que este respondió: “son indicaciones del oficial mayor”, cargo que actualmente ocupa José Salvador Moreno Arellano.

A pesar de que aún asisten a las oficinas para no dar motivos de despido, la trabajadora comentó que los afectados ni siquiera tienen la seguridad de que se les vaya a pagar en la quincena.

El miedo de los trabajadores es justificado, sobre todo porque varios de ellos fueron dados de baja del sistema de nómina a través del cual se les paga: “Tenemos un sistema que se llama Intranet y podías checar tus recibos de nómina, pero ahorita ya no estamos en el sistema, entonces no sabemos si somos trabajadores aún, si gozamos de servicio médico (…) y aunque no los han notificado, ya nos bajaron del sistema”.

La abogada apuntó que sería sospechoso que no se les pagara la quincena a los trabajadores afectados, ya que además de que la mayoría trabajó la semana pasada, sus salarios ya están presupuestados y, si no se pagara la quincena, la administración tendría que explicar qué hizo con ese dinero.

“El presupuesto es por ejercicio, y ahí debería de estar porque es capítulo 1000 y si el viernes nos dicen ‘sabes qué, no te pago’, pues ¿qué hacen con ese recurso?”, cuestionó.

La trabajadora comentó que es entendible que cada nueva administración traiga consigo a sus trabajadores y jefes de área, pero la forma en que se ha despedido gente esta semana se siente como “una represalia, no sé si política o laboral, pero teniendonos aquí y quitándonos prestaciones que son necesarias hasta para nuestros hijos”.

Finalmente, aseguró que si no se lo notifica de su despido justificado y la quincena no les es pagada, buscará los medios legales para demandar a la administración que encabeza Enrique Galindo Ceballos por la violación de sus derechos laborales.

Durante la entrevista a la afectada, un elemento de la Policía Municipal comenzó a fotografiar a la trabajadora y al reportero de este medio; trabajadores que se encontraban presentes, advirtieron que dicho policía envió las fotografías de la entrevista a uno de sus contactos de Whatsapp.

A+