Astrolabio

Abelardo Medellín

Jorge Eduardo Ríos Betancourt, juez tercero de lo Familiar del Primer Distrito Judicial del Estado de San Luis Potosí e integrante de la terna propuesta para elegir a la persona que ocupará el cargo del fiscal especializado en delitos relacionados con hechos de corrupción, habría incurrido en irregularidades al tratar casos al interior de su juzgado, reveló en rueda de prensa el abogado Diego Armendáriz Gutiérrez. 

Señaló ante la prensa que ha llevado un juicio de controversia familiar, en el cual se disputaban la custodia de un menor, la pensión alimenticia de ley y la regulación de visita.

Narró que, en noviembre del 2020, Jorge Eduardo Ríos, juez de lo familiar, emitió una sentencia donde se especificaba que el padre podría visitar al menor los fines de semana y los miércoles, pero la madre intentó inconformarse con un recurso de apelación, sin embargo desde entonces no se le ha dado trámite por el Juzgado Tercero Familiar.

“En fecha del 18 de marzo, el licenciado Jorge Ríos decide modificar el régimen de visitas y le agrega un día más a las visitas del padre […] sin que nadie se lo pidiera modificó el régimen de visitas y apercibió a la madre que, si no cumplía con el régimen de visitas, se le iban a imponer hasta seis horas de arresto, pero esto no puede ser porque no hubo un apercibimiento previo”, abundó. 

Según el abogado, la amenaza de arresto contra la madre de familia se cumplió por fin el pasado 14 de abril, cuando en la Avenida Himno Nacional, elementos de la Policía Ministerial detuvieron a la mujer, la bajaron de su vehículo a punta de pistola y le dijeron que, por órdenes del Juzgado Tercero Familiar, la detendrán.

“Se la llevan seis horas a la Policía Ministerial y, al hablar con uno de los comandantes, nos muestran la orden firmada por Jorge Ríos que es de un día antes, con fecha 13 de abril, cuando él había sacado el acuerdo el 14 de abril; mandó la orden un día antes para que los agentes comenzarán trabajos de inteligencia, sin darnos oportunidad de presentar un amparo o cualquier tipo de defensa para la madre”, criticó Armendáriz Gutiérrez.

Relató cómo el 11 de enero de este 2021 intentó aclarar con Jorge Ríos los hechos irregulares que habían surgido en el caso desde el 2020: “le pregunté el porqué de las actuaciones, porque a la contraparte le acordaba los escritos el mismo día y a nosotros nos acordaba los escritos a los dos tres meses, y me mencionó que tenía demasiados asuntos en el juzgado y delegaba responsabilidades a los secretarios de acuerdo”.

El abogado comentó que, tras la declaración del juez tercero de lo familiar, entendió que los casos de este jugado suelen tener arbitrariedades promovidas por los secretarios de acuerdo, y advirtió que “el licenciado Jorge Ríos tal vez no tenga la capacidad para dirigir el juzgado donde está ahora mismo”.

Asimismo, afirmó que se deslindará del asunto de controversia familiar para que “no vuelva a perjudicar a la madre del menor, le dé trámite al asunto y le dé trámite a una apelación que tiene cinco meses sin turnarse a la sala; esto es muy importante, porque en el momento que el expediente sea turnado a la sala, el licenciado Jorge Ríos pierde la capacidad de juzgar el asunto”. 

Además, informó que actualmente se trabaja en una denuncia contra el juez Jorge Ríos Betancourt “por delitos como es el aconsejar a las partes, a lo mejor por el delito de cohecho, que es el de corrupción, no les puedo revelar mucho porque está en trámite la denuncia, pero las autoridades ya lo conocerán y esperemos que actúen y hagan las investigaciones pertinentes”. 

El abogado aseguró que esta no es la primera vez que abogados advierten que el juez Ríos Betancourt se toma como “personal” algún asunto: “les da un diferente trato a algunos asuntos”. 

Finalmente, sobre el hecho de que el licenciado Jorge Ríos sea uno de los integrantes de la terna de personas propuestas por el Ejecutivo para ocupar la titularidad de la Fiscalía Anticorrupción, opinó: “a mí me parece que, si no tiene la capacidad para dirigir un juzgado, debido a que los secretarios de acuerdo pueden hacer lo que quieran, me parece que en una Fiscalía Anticorrupción es muchísima más responsabilidad, debería estar ahí alguien más capacitado”.

A+