captura_de_pantalla_2015-04-07_a_las_7.11.51

Jalisco, México (16 de mayo de 2015).- Alejandro Solorio Aréchiga, Comisionado de Seguridad Pública del Estado de Jalisco, explicó que existen fuertes indicios de que las policías municipales de Villa Purificación y Unión de Tula, en el sur del estado, están infiltradas por el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), por lo que se ha tomado la decisión de intervenirlas y desarmar a todos sus elementos.

“Los testimonios que nos llevaron a ejecutar esta operación fueron proporcionados por el servicio de Inteligencia Estatal, y obedeció a la franca infiltración de las corporaciones policiacas de ambos municipios”, indicó el funcionario; dijo además que no fue necesario el uso de la fuerza en el operativo donde participaron más de 150 elementos del estado.

Luego de tres horas de trabajo, se resguardaron 46 armas cortas, 36 largas y 9 vehículos, además los 19 elementos de Villa Purificación y los 11 de Unión de Tula, junto con todo y sus mandos, fueron presentados ante el Ministerio Público en calidad de presentados. Así mismo, detuvieron a una persona que confesó trabajar para el Cártel, y se decomisaron más de mil litros de gasolina, 50 kilos de marihuana, 50 dosis de cristal y 29 de cocaína.

El gobernador del estado, Aristóteles Sandoval, indicó que este operativo es parte del trabajo que las fuerzas estatales realizan desde hace dos años para combatir las infiltraciones de las instituciones de Jalisco, y recordó que en diciembre del año pasado se actuó de manera similar en las autoridades municipales de Casimiro Castillo y Cocula.

Finalmente, aseguró que esta acción se hizo en coordinación con las fuerzas federales que realizan la Operación Jalisco y no altera la vida cotidiana en la entidad.

Fuente: La Silla Rota.

Leave a Reply