Astrolabio

Jaime Nava

Ni siquiera porque ante el Pleno del Congreso del Estado se iba a presentar su solicitud de licencia se presentó a la sesión el diputado del Partido Verde Manuel Barrera Guillén.

Desde hace meses -cuando se le involucró en actos de corrupción entre el poder Legislativo y la Auditoría Superior del Estado- a Barrera  Guillén se le conoce como “el diputado fantasma” porque únicamente asiste a la toma de lista al comienzo de las sesiones y luego abandona el recinto o se refugia en una sala contigua y no se le vuelve a ver ni en sus oficinas.

La mesa directiva dio lectura a la misiva enviada por Barrera Guillén para pedir que se autorizara su licencia a partir del 16 de marzo.

La solicitud fue aprobada por la mayoría de los legisladores y a partir de ese día asumirá el cargo su primo: Eduardo Guillén Martell.

A+