Jaime Nava

El diputado suplente por el Partido Acción Nacional, Jorge Luis Miranda Torres, tramitó ante la Junta de Coordinación Política (JUCOPO) una solicitud de compra de bujías, aceite para automovil, filtros de aire, filtros de gasolina y garrafas de anticongelante que, supuestamente, le presentó una persona de nombre José Francisco Rico González para apoyar “consolidar” su negocio automotriz.

De acuerdo con los documentos, obtenidos vía transparencia por la organización Ciudadanos Observando, José Francisco Rico González entregó el 21 de noviembre del 2017 una carta dirigida a los integrantes de la JUCOPO en la que rogaba se autorizara la adquisición de distintos materiales que dicha persona utilizaría en su negocio “para ofrecer un mejor servicio a los clientes”.

La carta dice lo siguiente:

“Por medio del presente, y enviándoles un cordial saludo me permito solicitarles de la manera más atenta, me apoyen a consolidar mi negocio del giro automotriz, a fin de ser más competitivo y ofrecer un mejor servicio a los clientes. Por la razón que solicitamos el apoyo para comprar el siguiente material.

-50 Kid (SIC) de bujías
– 50 Garrafas de Aceite
-50 Filtros de Aire
– 50 Filtros de Gasolina
– 20 G. de Anticongelante

Quedando en espera de una respuesta favorable, agradezco de antemano la atención que se sirvan prestar a la presente y aprovecho la oportunidad para reiterarles mi consideración distinguida·.

El documento fue recibido por la JUCOPO el 5 de diciembre del 2017, un día después de que una persona de nombre Carlos Alberto Cruz Nájera expidiera la factura “A1” para justificar el gasto de 39 mil 962 pesos en refacciones automotrices. Llama la atención que el folio de la factura sea “A1” porque significaría que durante el 2017 no había expedido ninguna factura por la venta de productos para autos, situación poco usual.

Además, al comparar la carta con la factura, resalta el hecho de que la descripción de los elementos vendidos coincide con la redacción del presunto ciudadano que pidió el apoyo al Congreso del Estado. Por ejemplo, se requirió la compra de 50 “kid” (debería decir kit) de bujías y la misma palabra (“kid”) aparece en la factura. También, la carta indica “20 G. de Anticogelante”, texto que se reprodujo exactamente en el comprobante fiscal.

En el apartado “clave de producto o servicio” de todos los objetos vendidos la factura indica: “01010101 – No existe en el catálogo”. La factura fue pagada por el Poder Legislativo con el cheque número 0068085 el 18 de diciembre del 2017.

Distinto proveedor, mismo diseño de factura

Mediante escrito de fecha 5 de diciembre del 2017, Jorge Luis Miranda Torres, pidió a la JUCOPO se pagaran 47 mil 15 pesos y 73 centavos facturados por Brian Geovani Rubio Hernández con cargo al Congreso, por la compra de 10 paquetes con 20 cobijas.

A pesar de tratarse de una compra realizada a un proveedor distinto, el diseño de ambas facturas es idéntico e incluso, en el campo donde debería asentarse la clave del producto o servicio se insertó lo siguiente: “01010101 – No existe en el catálogo”; es decir, números y texto iguales a los de la otra factura. Cabe destacar que ambos comprobantes fueron elaborados el 4 de diciembre del año pasado.