Edgardo Hernández.

Benazir Valles

El diputado Edgardo Hernández Contreras aprovechó la comparecencia del fiscal general del Estado, Federico Garza Herrera, para reclamar la situación de procuración de justicia que se vive en la entidad.

Durante su intervención, en la cual arremetió en contra del gobernador Juan Manuel Carreras López; el titular de la SSPE, Jaime Ernesto Pineda Arteaga; Edgar Jiménez Arcadia, director de Seguridad Pública Municipal, y el alcalde Xavier Nava Palacios, a quienes calificó como ignorantes en materia de seguridad, el legislador se ofreció incluso a decirle a Garza Herrera cómo hacer su trabajo.

Hernández Contreras lamentó de nueva cuenta que se mantenga como vicefiscales a personajes como Raúl Gerardo Flores Olguín y Aarón Edmundo Castro, señalados por múltiples casos de corrupción, como la protección a Cándido Ochoa Rojas en el caso de los trabajadores fallecidos en un predio de su propiedad.

Asimismo, atribuyó a estos funcionarios que el fiscal viva “en un mundo color de rosa, muy ajeno a la realidad que se vive en San Luis Potosí”, pues tan sólo el mes pasado se registraron 45 homicidios dolosos, aunado al crecimiento de delitos patrimoniales.

Antes de que el fiscal tomara la palabra, el diputado cuestionó por qué no reemplaza a los vicefiscales con personal de la institución que tiene más experiencia pero no es tomado en cuenta, porque aunque él hace un año advirtió de la presencia del crimen organizado, apenas en días pasados Aarón Castro dijo que llamarían a la FGR porque se presumía la presencia de grupos criminales. 

Además, exigió al fiscal que “ponga a trabajar” al delegado de la Fiscalía General de la República, Rodolfo Hernández Limón, quien ha recibido señalamientos serios relacionados incluso con tráfico de indocumentados y huachicoleo.

Cuando tomó la palabra, Federico Garza cuestionó antes que nada: “¿eso es un diálogo?”, pues, reclamó, “a mí me dijeron que venía a un diálogo”, y en cambió se sintió ofendido, y cuando el moderador, Rubén Guajardo, le pidió responder las preguntas, se limitó a decir: “me quedo con el agravio”, reclamando que Hernández Contreras no se comportara “de acuerdo a los principios de ética” del Legislativo. 

Enfatizó que “jamás” ha escuchado un pronunciamiento de parte del diputado que reconozca el trabajo de la Fiscalía, “únicamente se ha dedicado a agredir” y calumniar, pero no ha presentado ni una sola iniciativa que abone al buen desempeño de la institución.

Edgardo Hernández retomó la palabra para advertirle al fiscal que “no debe tener la piel de cebolla”, y mencionó a funcionarios de otros países que reciben señalamientos fuertes pero “no se ponen de lloroncitos porque se sienten ofendidos”.

Respecto a las iniciativas que ha presentado relacionadas con la procuración de justicia, argumentó que no hace falta incrementar penas cuando hay un buen líder, “pero usted sólo es un buen notario”. 

Finalmente, pues se agotó su tiempo, sentenció que “es una vergüenza estar ante usted” y le reiteró que debería “aguantar” los señalamientos y responder todos sus cuestionamientos.

Por su parte, el fiscal declaró que el problema en México, “porque no es San Luis Potosí, y usted lo sabe”, no es la procuración de justicia, pero no respondería más debido a que, arguyó, no se le dio oportunidad de declarar y sufrió “un arrebato de la palabra”.

Este miércoles el fiscal general del Estado, Federico Garza Herrera, compareció ante los legisladores locales, quienes lo citaron para que rindiera cuentas respecto a su trabajo en cuanto a la procuración de justicia en la entidad.