Astrolabio

Angélica Campillo

Luego del aumento de hechos delictivos registrados en San Luis Potosí durante el inicio del mes de diciembre, diputados y diputadas integrantes de la LXIII Legislatura se mostraron a favor de que lleguen a la entidad potosina elementos de la Guardia Nacional.

Tan solo la mañana de este miércoles se registraron tres eventos de alto impacto con un saldo de cinco muertos en la capital potosina y el municipio de Cerritos.

En ese sentido, la diputada integrante de la Comisión de Seguridad Pública del Congreso del Estado, Emma Idalia Saldaña Guerrero, calificó como lamentable la situación y se sumó a la petición formal que hizo el gobernador Ricardo Gallardo Cardona al Gobierno Federal, para que se incremente el número de elementos de Guardia Nacional en San Luis Potosí.

Si bien la diputada consideró que falta capacitación y armamento de las policías municipales, tanto ellos como los estatales únicamente son preventivos, por lo que espera que pronto se tenga respuesta del Gobierno Federal para contar con más elementos de la Guardia Nacional y que la inseguridad disminuya.

“Y si también tiene que venir la Marina, que venga”, señaló.

Saldaña Guerrero reconoció que un mayor número de elementos representan gastos, pero su aplicación para la seguridad es la correcta, puesto que la angustia del ciudadano está por encima ello.

Por separado, el diputado Mauricio Ramírez Konishi refirió que desde el sexenio pasado y en el arranque del actual, la seguridad es el gran pendiente, pero no es un tema que pueda cambiar de un día a otro.

A consideración del legislador, además de la coordinación entre los tres niveles de gobierno, se deben abatir a las causas del porqué el crimen organizado tiene tanta presencia en San Luis Potosí y en todo el país.

Según lo manifestado por Ramírez Konishi, la política nacional de “abrazos no balazos” es evidentemente un fracaso que “salpica” a todo el estado, y mientras la Federación, que es el gran brazo ejecutor de la fuerza pública, no opere para ello, el país queda en un gran nivel de indefensión en los estados y en los municipios.

“Cuando además de ello los fideicomisos para apoyar a los municipios también se limitan, quedamos en mayor indefensión”, agregó.

El diputado independiente hizo un llamado al Gobierno Federal, ya que su estrategia de seguridad no ha funcionado, y aunque los estados pongan todo su empeño, si no tienen un “brazo fuerte” a nivel federal, será muy difícil que combatan la inseguridad.

Ramírez Konishi se mostró a favor de la llegada de oficiales de la Guardia Nacional a la entidad potosina, sin embargo, apuntó que no se puede tener un cuerpo de 500 elementos para contener el crimen en todo el estado, sino que debe haber también una policía municipal sólida, preparada, capacitada, con una carrera dentro de un sistema y con armamento.

Por último, aseveró que el patrullaje no es suficiente, sino que se necesita inteligencia, generar empleos y reconstruir el tejido social, para que la gente no tome la decisión de pertenecer al crimen organizado tan fácilmente.

A+