Astrolabio

Angélica Campillo

Los diputados Héctor Mauricio Ramírez Konishi y José Luis Fernández Martínez coincidieron en el uso de la fuerza pública para disolver manifestaciones, siempre y cuando se actúe en el marco de la Ley.

Ramírez Konishi, de la bancada del Partido Revolucionario Institucional (PRI), se dijo respetuoso de la libertad de manifestación siempre y cuando no dañe a terceros, por muy loable que sea el tema.

No obstante, comentó que si no hay concertación ni acuerdos, y las manifestaciones afectan el derecho de terceros, el uso de la fuerza es un mecanismo que está a la mano.

Explicó que hay un marco jurídico claro que señala que es un delito bloquear las vías de comunicación, tanto estatales como federales. Sin embargo, hace falta su aplicación, puesto que hay vialidades estatales, federales y municipales, y cada uno tiene su facultad y cómo actuar.

Señaló que un bloqueo como el de la carretera 57, llevado a cabo esta semana por trabajadores de la Fiscalía General del Estado (FGE) puede derivar en denuncias en su contra.

Ramírez Konishi consideró que los manifestantes aprovecharon los vacíos de poder que hay en este momento por el cambio de administración estatal, para ver si pueden ponerse en los primeros temas de la agenda del gobierno entrante.

Por separado, Fernández Martínez, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) mencionó que las expresiones de protesta deben ser en completa libertad y la gente tiene todo el derecho de manifestarse, ya que está consagrado en la Constitución, pero siempre es un tema polémico y complicado.

Argumentó que si en los últimos días ha habido manifestaciones “muy subidas de tono”, seguramente es porque detrás de eso hay reclamos muy importantes que no han sido atendidos en su momento, “y esas son las consecuencias de patear el bote, de no atender los problemas en el momento adecuado”.

Respecto a la posibilidad de hacer uso de la fuerza para disolver las manifestaciones, Fernández Martínez aseveró que en el marco de las leyes el Estado tiene algunas facultades delimitadas, “y mientras se mantenga en ese marco, están haciendo uso de sus atribuciones”.

Aunque refirió que se deben agotar todos los caminos posibles para poder resolver las diferencias con los ciudadanos.

El diputado local dijo confiar en que los asuntos que motivan las manifestaciones de esta semana queden clarificados antes del domingo, mientras que la siguiente administración tendrá que asumir con mucha responsabilidad los pendientes que deja la gestión de Juan Manuel Carreras López.