Astrolabio

Angélica Campillo

Luego que el gobernador Ricardo Gallardo Cardona anunciara que la Casa de los Gobernadores se convertirá en asilo y albergue para menores, el diputado de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), José Antonio Lorca Valle, presentó una iniciativa de acuerdo económico para que algunos de los vehículos oficiales del Congreso del Estado sean transferidos en comodato al DIF estatal.

El legislador explicó que la finalidad del instrumento parlamentario es solicitar a la Junta de Coordinación Política (Jucopo) que los vehículos que formen parte de los activos del Poder Legislativo, bajo ninguna circunstancia sean asignados para uso de los congresistas, ni de su personal.

En ese sentido, se propone que los estrictamente necesarios se utilicen en las actividades propias de la institución bajo el resguardo del área administrativa correspondiente, mientras que el resto de vehículos se transferirían en comodato a los asilos, albergues, casas hogar o instituciones de asistencia social, previo diagnóstico de necesidades del DIF Estatal.

En la exposición de motivos, Lorca Valle refirió que uno de los mayores escándalos de la LXII Legislatura fue el mal uso de un vehículo oficial del Congreso, presuntamente asignado a un diputado, o bien, al personal a su cargo, y que dicha unidad habría sido utilizada en la comisión de graves delitos que atentaron contra la integridad y el patrimonio de familias potosinas.

Manifestó que ese acto sería suficiente para respaldar la propuesta de que, bajo ninguna circunstancia, el Congreso del Estado debería asignarles vehículos a las y los legisladores, ya que es altamente probable que esos bienes de patrimonio público sean utilizados en finalidades impropias de la tarea legislativa, o como en este caso, en actividades reprobables que merecen la condena y la indignación unánime de la sociedad.

El diputado agregó que los vehículos oficiales deben ser utilizados por los empleados de la institución para el cumplimiento de los procedimientos administrativos y, por ende, estar bajo la supervisión del área de Servicios Internos u Oficialía Mayor, para efectos de cuidado y buen uso.

Mencionó que la tarea de las y los diputados es ser representantes populares y consideró que no hay mejor forma de representar a la ciudadanía que hacer lo que hace la inmensa mayoría, al trasladarse a sus centros de trabajo en su propio vehículo o bien, en el transporte público, para aquellos que puedan sostener el inverosímil pretexto de que necesitan un auto porque carecen de él.

Apuntó que si la sociedad potosina está cansada de algo es del abuso de las posiciones gubernamentales o cargos públicos en beneficio particular; por esa razón, si alguna o alguno de sus compañeros desea utilizar un vehículo en específico para trasladarse, les sugirió que de inmediato se ponga en contacto con la empresa automotriz de su elección y pregunte por los planes de financiamiento que le permitan comprar el vehículo de su predilección con su propio dinero.

Argumentó que hay cualquier cantidad de instituciones públicas o del sector social que subsisten con el apoyo de la asistencia social y que de verdad están necesitadas de vehículos para trasladar a enfermos, adultos mayores, personas con discapacidad o menores en condición de vulnerabilidad y que carecen de algún automóvil para sus traslados.

“Aquí vamos a tener 27 que ya no vamos a utilizar, por lo cual estimo que además de razonable, es muy justo que mandemos una señal muy clara a la sociedad potosina de que llegamos a este Congreso a escuchar lo que la sociedad tiene que decirnos y no a repetir las mismas inercias y abusos del pasado”, finalizó.

A+