Leticia Vaca

El sacerdote Rolando Maldonado Salas, director de la Casa del Migrante y de la Asociación Cáritas, continúa intubado y delicado por COVID-19, informó el vocero de la Iglesia Católica en San Luis Potosí, Juan Jesús Priego Rivera.

“Sigue delicado, sigue intubado pero estable, no ha tenido recaída pero tampoco mejoría (…) es doloroso porque es un sacerdote joven, fuerte, no sabemos de ninguna enfermedad que hubiese tenido, entonces su estado sigue delicado”, dijo.

Priego Rivera recordó que otro sacerdote estuvo en una situación similar y afortunadamente logró recuperarse, por lo que “esperamos que después de estar así suba inmediatamente y empiece a recuperarse, como el caso del padre Marco, que fue un caso verdaderamente desesperado”.

Indicó, además, que dos sacerdotes, aunque no se encuentran hospitalizados, están aislados con oxígeno, y precisó que en total 19 clérigos se han contagiado de COVID-19, sin embargo la mayoría ya se ha recuperado.

Cabe mencionar que a través de las redes sociales de Cáritas San Luis Potosí se informó también que el sacerdote continúa hospitalizado en un estado de salud delicado.