Astrolabio

Francisco X. Salazar S.

Para María Elena, mi hermosa esposa. Inspiración eterna. 55 años de fecunda aventura, retos, triunfos y fracasos.

Llama la atención la frecuencia con la que AMLO manipula la religión. Además de citar –mal– la Biblia, trata de mimetizarse con personajes religiosos: desde Jesucristo y San Francisco de Asís hasta al Papa Francisco, y no le incomoda ser calificado de Mesías (tropical, pero Mesías al fin y al cabo). Por eso tampoco fue fortuita la selección del nombre de su partido político de modo que su acrónimo, Morena, fuera una referencia al más importante símbolo religioso de los mexicanos: la Virgen de Guadalupe, la Morenita del Tepeyac.

Su última referencia religiosa fue a la Pobreza Franciscana, queriendo aparecer como el cuasi-santo que se sacrifica por los demás. Pero como dice el refrán popular “de lengua, me como un plato”. Porque es puro cuento exigirle pobreza a los demás cuando vive en el mayor Palacio Virreinal de América (¿sabrá el Presidente que San Francisco vivía en la Porciúncula , que significa pequeña porción?), cuando no tiene que pagar de su bolsillo ni un centavo de renta, luz, teléfono, gasolina, chofer, guaruras, sirvientes para su palacio, ni comida (con tamales de chipilín incluidos para que pueda invitar a sus cuates los machuchones empresarios). Los $106,000 pesos que gana son libres de impuestos y no gasta en nada. “Así me las den todas”, dice otro refrán popular.

Eso sí, a sus subordinados y a todos los servidores públicos les exige que no ganen más de lo que él considera un sueldo franciscano, pero no les dice que ellos sí tienen que pagar todos sus gastos, y hasta comprar, voluntariamente a fuerzas, boletas para rifas.

Pero además hay una gran diferencia entre la mansedumbre de San Francisco y la soberbia del AMLO. El “Poverello” nunca insultaba, ni culpaba de todos sus fracasos a los demás, nunca fomentaba la división social, ni mucho menos destruía a la hermana naturaleza. Sabia reconocer sus limitaciones y errores. ¿Ustedes han oído alguna vez a AMLO reconocer algún error o pedir disculpas o perdón? Y hablando de pobreza, la vestimenta de San Francisco, después de su conversión, fue un simple y burdo hábito de tela corriente, no trajes de fino casimir (aunque arrugados, mal ajustados y peor portados).

Lo que en realidad AMLO y la 4T recetan a todos los mexicanos es el “austericidio”, la estrangulación presupuestal del Estado y todos aquellos gastos que no sean sus programas clientelares o sus inútiles sueños faraónicos. Nada que no le produzca votos o imagen en el corto plazo. Así ha ido reduciendo el gasto en salud, educación, seguridad, infraestructura, mantenimiento (los mejores ejemplos son el AICM y el Metro), mientras que por lado gasta cantidades exorbitantes en Pemex y CFE.

Este es el corazón de los “Pejenomics”, el modelo de alguien que por sus calificaciones pareciera que estudió economía con Chico Che (mejor hubiera estudiado música y percusiones con él). Este modelo que sostiene que vamos muy bien porque tenemos cantidades récord de remesas, como si fueran un logro y no el resultado del esfuerzo de heroicos paisanos que tuvieron que dejar su país por la inseguridad o por la falta de oportunidades. O que presume que siguen llegando dólares sin decir que es capital de corto plazo, que llegan a México porque aquí los CETES pagan un interés mucho mayor que en otros países y que eso lo pagamos todos los mexicanos, sobre todo aquellos que tienen algún tipo de crédito, por hipoteca, tarjeta de crédito, compras a plazos, o cualquier deuda…

Y así como parece que Chico Che es su inspiración económica a lo mejor aprendió Relaciones Internacionales con su otro paisano, aquel que respondió con toda elegancia a una madre que busca a su hijo que él no confiaba en ella. De él habrá aprendido que puede burlarse de sus principales socios, echarles bravatas, y luego pedirles que vengan a invertir, aunque no les pueda garantizar que habrá Estado de Derecho, porque acá las leyes y los tratados internacionales sí pueden tener efectos retroactivos si así le parece al Tlatoani, que en el Mexico de la 4T se acostumbra gobernar con expropiaciones o “decretazos” y se puede catalogar de Seguridad Nacional hasta las actividades turísticas si ello sirve para burlar la ley y las obligaciones ambientales y de transparencia.

POTOSINOS ENCHILADOS

  • El austericidio llegó a San Luis. Se suspende la Vía Alterna porque no llegan los recursos federales.
  • Agua para San Luis. Hace un tiempo tuve la oportunidad de visitar el norte de Israel, la región de Galilea, donde pasó la mayor parte de su vida Jesús de Nazareth. Además de la belleza de Cafarnaum, Magdala, el Lago de Genesaret y otros sitios, lo que también me impresionó es ver cómo el agua cambia los desiertos en vergeles. Junto a las dunas, las granjas y los invernaderos ubérrimos. Eso es lo que significa una buena gestión de los acuíferos. ¿Falta agua en San Luis ? No, lo que falta es infraestructura y un adecuado modelo de administración. Ya lo había propuesto y lo vuelvo a proponer: hagamos un convenio con Nuevo León y Tamaulipas para construir un gran acueducto que lleve el agua del Río Pánuco, que se está tirando al mar, a esos estados y al semidesierto potosino. Así como lo han hecho en Israel y otros países donde se han construido acueductos desde la época de los romanos (el acueducto de Constantinopla tiene más de 400 kilómetros).
  • Para ponerlo en términos beisboleros: “ni picha, ni cacha, ni deja batear”. En áreas como educación, salud, infraestructuras y energía, el Gobierno no invierte, no atrae capital, ni apoya a los particulares para que inviertan. De acuerdo con su ideología populista considera que esas áreas son exclusivas del estado, un estado al que está matando de inanición en todo lo que no le interesa.

Es Ingeniero Químico, maestro en Administración y doctor en Educación. Empresario. En 2005 ocupó el cargo de Secretario del Trabajo y Previsión Social a nivel Federal. Fue dos veces diputado federal y senador, y una vez diputado local. Ha sido catedrático por más de 25 años en universidades públicas y privadas. Miembro del Partido Acción Nacional de 1975 hasta abril de 2022. Ha sido consejero de Canacintra, Industriales Potosinos, Unión Social de Empresarios de México y de Coparmex. Ocupó el cargo de secretario general en el Sindicato de Académicos de la UASLP. Actualmente es presidente del Instituto de Política Laboral A.C.

A+