Astrolabio

 

Ciudad de México (08 de abril de 2016).- Llegaron para “sustituir” al cigarro común y corriente, no contienen alquitrán, monóxido de carbono o agentes cancerígenos, los e-cigarettes (o e-cigs) están en boca de todos.

Pero, ¿realmente hacen la diferencia para las personas que no puede dejar de fumar?

No están regulados como el tabaco en la mayoría de los países, tampoco está comprobado que sean la alternativa ideal para abandonar el hábito de fumar, contienen (en mínima cantidad) nicotina, y son los favoritos de la juventud.

También están fomentando que los jóvenes que no han probado el cigarro opten por un e-cig, que de todos modos les  proporciona nicotina en el cuerpo.

Los e-cigs se ven en los centros comerciales, los cines e inclusive hasta en los vuelos. Aunque este mes, el Departamento de Transporte Federal (DOT) anunció la entrada en vigor de una regulación que prohíbe su uso en los vuelos comerciales desde y hacia Estados Unidos.

Esta regulación entró a raíz de que diversos estudios confirmaran que los cigarrillos electrónicos contienen químicos perjudiciales para la salud.

Sin embargo, su regulación no es la misma que el tabaco, ya que éste último no puede aparecer en los spots publicitarios televisivos.

El e-cig aún no se vende de manera legal en México, pero pronto podría introducirse en el mercado, si se supera una prohibición administrativa derivada del artículo 16 de la Ley para el Control del Tabaco. Pues –hasta ahora– no hay ninguna regulación que incluya a los e-cigs.

Y la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) pretende cambiar la legislación al tratarse de una violación al derecho de comercializar dichos productos, pues la ley solo prohíbe la importación de los mismos.

giphy

¿Son dañinos?

La Asociación Americana de los Centros de Control de Envenenamiento alertó que el uso de la nicotina líquida puede provocar envenenamiento, con mayor ímpetu en niños.

Y un estudio realizado por la Johns Hopkins University reveló que el vaping (fumar un e-cig) libera toxinas que dañan el sistema inmunológico, y ha causado que las personas se vuelvan más susceptibles a enfermedades respiratorias.

Fuente: Reporte Índigo.

Leave a Reply

A+