Jaime Nava

Entre 2015 y septiembre del 2019, los gobiernos de Fernando Toranzo Fernández y Juan Manuel Carreras López destinaron cerca de un millón y medio de pesos por año para cuidar al ex secretario General de Gobierno –y actualmente diputado local por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) –, Cándido Ochoa Rojas.

A finales de septiembre de este año se dio a conocer que cinco personas, entre las que se encontraban dos elementos de seguridad asignados como escoltas de Cándido Ochoa Rojas, murieron dentro de un rancho propiedad del legislador en la comunidad de San José Pequetzen, en el municipio de Tancanhuitz, mientras limpiaban un pozo de agua a 300 kilómetros de distancia de donde se encontraba la persona a la que tendrían que haber estado cuidando.

Aunque en un primer momento el fiscal general del Estado, Federico Garza Herrera, sólo mencionó a uno de los escoltas y, posteriormente, el vicefiscal Aarón Edmundo Castro Sánchez aseguró que Cándido Ochoa Rojas contaba con dos escoltas asignados para su protección, como respuesta a una solicitud de información, la Fiscalía General del Estado (FGE) reconoció que eran cuatro elementos los encargados de la seguridad del diputado.

Los escoltas le habrían sido retirados a Cándido Ochoa Rojas tras conocerse que no estaban desempeñando las funciones para las que estaban asignados. “No omito señalar que a la fecha no hay ningún elemento asignado a dicha custodia, ni armamento y vehículos”, se lee en un oficio elaborado por la directora de Administración de la FGE, Norma Alejandra García Rodríguez, para dar respuesta a la solicitud de información.

Además, en el documento referido se menciona que la seguridad de Cándido Ochoa Rojas tenía un costo de un millón 459 mil 2014 pesos y 88 centavos por año cuya erogación únicamente justificaron citando el artículo 35 de la Ley del Sistema de Seguridad Pública del Estado de San Luis Potosí que enlista a los funcionarios públicos que pueden contar con escoltas durante el ejercicio de su encargo y “hasta un año siguiente a la conclusión del mismo; término que será prorrogable a juicio de la autoridad competente”.

Cabe destacar en febrero del 2015, Cándido Ochoa Rojas renunció al cargo como secretario general de Gobierno en la administración de Fernando Toranzo Fernández para postularse como candidato a diputado por el IV distrito federal.