Leticia Vaca y Abelardo Medellín

Con la solicitud de reestructuración de la deuda del Gobierno del Estado se pretende cubrir el déficit por más de 900 millones de pesos que dejará la actual administración de Juan Manuel Carreras López, advirtió el diputado Edgardo Hernández Contreras en rueda de prensa la mañana de este jueves 7 de enero.

“El Gobierno tiene un déficit de entre 900 y mil millones de pesos de déficit y la pandemia es el mejor pretexto, la mentira es que, como debe el dinero y van a dejar endeudado al Estado, lo mejor es dejarla para que el próximo Gobierno pague”.

En ese sentido, cuestionó la aprobación de la reestructuración de la deuda Pública por parte de la Comisión de Gobernación, “pues desconocen el déficit y no analizaron la propuesta a fondo; es cuestionable que aprueben la reestructuración en días inhábiles, lo cual refleja serios intereses personales”.

Además, indicó que como el Ejecutivo no cumple con los requisitos de la Ley de Deuda Pública del Estado y los Municipios de San Luis Potosí, buscan que sea el Poder Legislativo quien apruebe la reestructura.

“Ahí viene la ignorancia de mis compañeros porque la ley indica que las solicitudes de créditos y reestructuración de deuda pública no requerirán la aprobación del Congreso siempre y cuando se cumpla con las condiciones; como no pueden cumplir, están utilizando al Congreso porque por ley, no pueden hacerlo”, criticó.

El diputado recordó que el pasado 14 diciembre la Comisión de Gobernación del Congreso local aprobó la iniciativa del Ejecutivo que busca reestructurar la deuda pública y comentó que dicha aprobación se hizo al fast track y en días inhábiles, situación que revelaría una intención de malgastar los recursos que se consigan de la reestructuración, como pasó hace 12 años:

“Se ha hablado de las dádivas al Legislativo que aprobó en el año 2009, aquel histórico crédito de mil 500 millones de pesos en los que se cuestionaron a diputados por recibir dinero para aprobar ese crédito. El escenario político de ese momento como el de hoy es semejante, pues está de por medio un próximo cambio de gobierno, el escenario se presta a nuevos abusos, me queda claro que hay asuntos ocultos en la oscuridad, que la pandemia es el mejor pretexto para atenderlos”.

Por lo anterior, el legislador estimó que se podría ofrecer a los diputados la compra del voto y de puestos políticos a cambio de aprobar la reestructura de deuda pública: “si tengo la evidencia en videos o grabación lo voy a hacer público, no puedo aventurarme, pero ya hay señalamientos, efectivamente hay ofrecimientos”, sostuvo.

Finalmente, refirió que el llamado es a la sociedad civil para que “se enoje” por la forma en que se han tratado los recursos públicos en esta administración: “quiero que la gente se enoje […] porque este dinero se va a ir al déficit de los mil millones y parte a las campañas políticas, porque el gran problema y miedo de Juan Manuel Carreras es irse dejando los boquetes financieros, porque el próximo que venga a esta administración la va a tener endeudada”, agregó el legislador, quien llamó a que los potosinos se organicen a través de los medios necesarios para evitar que el estado apruebe el refinanciamiento de la deuda.