Astrolabio

  • Aguas del Poniente adeuda unos 50 millones de pesos, estimó el regidor

Eduardo Delgado

El regidor Arturo Ramos Medellín, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), urgió al director de Interapas, Jorge Enrique Torres López, para que les exija el pago a fraccionadores, dueños de clubes, hoteles y grandes comercios, que en conjunto adeudan más de 100 millones de pesos al organismo operador del agua potable.

Expuso que solo la compañía Aguas de Poniente, concesionaria de la prestación del servicio de agua en la zona residencial de la ciudad, adeuda unos 50 millones de pesos por concepto de las descargas de aguas residuales a la red del drenaje municipal.

Recordó que cuando fue designado se presumió “que no era de aquí, que no conocía a nadie y que por ende no tenía compromisos con nadie”, de modo que no le “temblaría la mano” para cobrarles a los morosos.

“Pasado casi medio año nos preguntamos: ¿Dónde está la cobranza a los grandes deudores?”, señaló.

El regidor señaló que no se trata de los miles de consumidores domésticos que adeudan un año o más, pero que “no pagan porque no hay agua, sino de los que son conocidos y él no ha hecho un plan de cobranza”.

Respecto de Aguas del Poniente, “no está claro ni dice que está haciendo, compañía que sé que debe más de 50 millones”, por concepto de los derechos de descargas a la red de drenaje municipal.

Sobre esa interrogante, dijo, Jorge Torres “debe dar respuesta” en una sesión de la Comisión del Agua del Cabildo.

Asimismo, Ramos Medellín dijo que se trata de elevadas cantidades de dinero de consumidores “conocidos, que nunca han pagado… negocios, clubs, hoteles, a los que no se les aplica el Borrón y Cuenta Nueva”.

“Con los que se requiere otro tratamiento y exigencia de cobro, así como fraccionadores irregulares… todo mundo sabe qué fraccionamientos están irregulares. Es una cartera especial a la que le deberá darle un tratamiento y atención inmediata, para obtener resultados inmediatos”, opinó.

Recordó que cuando asumió el cargo, Jorge Torres aseveró que haría todo lo que tuviese que hacer para mejorar el servicio, pero “parece que ya lo habrán sentado en una mesa”.

Además de que después de que se reveló que no cumplía el requisito de residencia efectiva de  tres años, previos a la fecha de su nombramiento, aseguró que “ya tenía años aquí y que ha trabajado con todo mundo, lo que indica que ya hasta tiene conflicto de intereses”, finalizó.

A+