3.

Ciudad de México, (5 de Abril).- A partir de hoy comienzan las campañas políticas de 2015, y con ello la cuenta regresiva de 63 días para la celebración de la elección donde en una jornada única estarán en juego el mayor número de puestos de elección popular en la historia de México: dos mil 179 en 17 entidades, incluyendo el Distrito Federal.

Con el resultado de los comicios del domingo 7 de junio, además de conocer el nuevo mapa político de la LXIII Legislatura de la Cámara de Diputados con el que el presidente Enrique Peña Nieto tendrá que gobernar hasta el final de su mandato en 2018, también se podrá saber si los efectos y alcances de la reforma constitucional en materia político-electoral de 2014 consolidan el régimen democrático del país, que arrancó hace 38 años, en 1977.

La reforma política de 1977 —que abrió la puerta de forma definitiva a los partidos de izquierda para participar en elecciones—, y que se empezó a trabajar al menos cuatro años antes, tuvo como antecedentes para su puesta en marcha, entre otros, los hechos ocurridos con la guerrilla de Lucio Cabañas en el estado de Guerrero.

Ahora, y a partir de la desaparición de 43 normalistas, hace más de seis meses en Iguala, Guerrero, distintas organizaciones de ese estado señalan que no hay condiciones para el proceso electoral constitucional y proponen instrumentos electivos por usos y costumbres, a mano alzada.

La elección del próximo 7 de junio será la primera que arbitrarán el Instituto Nacional Electoral (INE) y las Organismos Públicos Locales Electorales (Oples), emanados de la reforma, a partir de la cual también es legal que los legisladores federales y locales que compitan en este proceso puedan ser reelectos hasta por tres periodos más.

En el proceso electivo, que ha sido calificado por el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, como el más complejo en la historia de las elecciones del país, podrán votar 83 millones 584 mil 484 personas inscritas en la Lista Nominal. En las pasadas elecciones intermedias de 2009 votaron 34 millones 600 mil personas de 77 millones 500 mil posibles electores, que equivale a 44.5%.

Históricamente, en las elecciones intermedias como las que se celebrarán dentro de 63 días (donde no está en juego la Presidencia de la República) el abstencionismo tiene niveles altos y ése es uno de los retos que afrontan los partidos políticos y la autoridad electoral.

Sobre todo cuando en los últimos meses se ha incrementado la vinculación entre gobernantes (casi siempre presidentes municipales) con el crimen organizado; o también por el creciente desprestigio que han tenido los partidos políticos en general.

Además de las 500 diputaciones federales (300 de mayoría relativa y 200 de representación proporcional), el domingo 7 de junio habrá elecciones en 17 estados del país, y en nueve de ellos se elegirá gobernador.

Actualmente San Lázaro está integrado con 214 diputados del PRI, 113 del PAN, 99 del PRD, 27 del Verde Ecologista, 12 de Morena y el mismo número de Movimiento Ciudadano, además de 11 del PT y diez de Nueva Alianza.

Sin alternancia

Los electores de los nueve estados que elegirán gobernador son Baja California Sur, Sonora, Guerrero, Colima, Campeche, Michoacán, Nuevo León, San Luis Potosí y Querétaro.

De éstos, Colima, Campeche, Michoacan, Nuevo León, San Luis Potosí y Querétaro, fueron ganados en los procesos anteriores por el PRI; el PAN tiene Baja California y Sonora, y el PRD, Guerrero.

De los gobiernos en juego, solamente Colima y Campeche son estados que nunca han conocido la alternancia, siempre han sido gobernados por el PRI.

En los estados en disputa donde ha habido alternancia, cinco han regresado a ser gobernados por el PRI. Los casos son Michoacán, que después del PRI tuvo dos sexenios perredistas Lázaro Cárdenas Batel (2002-2008) y Leonel Godoy (2008-2012), para regresar al PRI con Fausto Vallejo, que renunció debido a que uno de sus hijos estaba relacionado con el grupo criminal de Los Templarios. Salvador Jara, un académico, es el actual mandatario, sin filiación partidista.

Nuevo León, que después del PRI tuvo un gobierno panista con Fernando Canales y Fernando Elizondo (1997-2003), para luego regresar al PRI con José Natividad González (2003-2009) y actualmente el priista Rodrigo Medina es el mandatario.

San Luis Potosí fue gobernado por el PRI hasta 2003, cuando ganó el panista Marcelo de los Santos y seis años después Fernando Toranzo, reconquistó el gobierno potosino para el PRI. El gobierno de Querétaro había sido priista hasta 1997, con Enrique Burgos García, para tener dos periodos consecutivos con los panistas Ignacio Loyola y Francisco Garrido; y en 2009 José Calzada recuperó para el PRI.

En el proceso de junio venidero también estarán en disputa 641 diputaciones locales, 387 de mayoría relativa y 254 de representación proporcional, 993 alcaldías (de los dos mil 445 que existen en el país), 20 juntas municipales (en Campeche) y las 16 jefaturas delegacionales en el DF.

El proceso 2015 se completará el 19 de julio, con la elección local del estado de Chiapas, donde estarán en disputa 163 cargos, 122 alcaldías y 41 diputaciones.

Inversión millonaria

Como parte de las novedades que tiene esta elección con respecto a las anteriores es el funcionamiento de la llamada casilla única, que permite a INE y a los Oples —también de nueva creación— que tengan elección concurrente, es decir, compartirán los gastos del proceso.

Como parte del mecanismo organizacional del proceso electivo del 7 de junio, el INE tiene programada la instalación de 152 mil 512 casillas en todo el país, nueve mil más que en 2012, de las cuales 92 mil 42 estarán en los estados con elecciones concurrentes y las restantes, 60 mil 470, en aquellas entidades donde únicamente se elegirán diputados federales. De esas 152 mil 512 casillas, 83 mil 322 tendrán la calidad de únicas.

Para tal efecto, el INE seleccionó entre más de diez millones de personas a un millón 251 mil 668 para que formen parte de la plantilla de funcionarios de casilla. De las personas que fueron seleccionadas, 152 mil 512 serán presidentes de casilla; 397 mil 66 escrutadores; 244 mil 554 secretarios, y los restantes 460 mil 526 serán suplentes.

De acuerdo con información del INE, el Congreso autorizó 18 mil 572.4 millones de pesos, como presupuesto para el año electoral, que representa 4 por ciento más que el proceso federal de 2012, cuando se eligió al Presidente de la República y a los 128 senadores de la República.

Esa cantidad está dividida en 11 tantos, el INE y los diez partidos que competirán el 7 de Junio. INE obtuvo 13 mil 216.8 millones de pesos; PRI, mil millones 376 mil pesos; PAN, mil millones 158 mil pesos; PRD, 886  millones 100 mil pesos; Verde Ecologista, 444 millones 700 mil pesos; PT, 389 millones 200 mil pesos; Movimiento Ciudadano, 368 millones 300 mil pesos y con 120 millones 800 mil pesos cada uno, Morena, Encuentro Social y Partido Humanista.

Al ser catalogada como la elección más compleja, por el número de elecciones locales y el número de personas que participarán en la organización, y a partir de los mismos instrumentos de la reforma político-electoral del año pasado, la contabilidad también será histórica.

El INE tendrá que revisar 75 mil informes de gastos de precampaña (es decir, los que se gastaron antes del 5 de abril) y los subsecuentes gastos de campaña que se originen a partir de este momento y hasta el jueves 4 de junio, cuando cierran las campañas proselitistas.

La autoridad electoral tiene claro que a partir de la misma reforma de 2014, la de este año será la elección más fiscalizada en la historia del país, ya que todos los partidos políticos están obligados a llevar su contabilidad con un sistema informático que permita ordenar los ingresos y gastos en tiempo real y emitir las alertas correspondientes para detonar y, en su caso, aplicar procedimientos sancionadores.

Contra la abstención

Frente al llamado que varias organizaciones sociales han hecho para que en el estado de Guerrero no haya elecciones el próximo 7 de junio, el presidente Enrique Peña Nieto hizo público un mensaje invitando a los ciudadanos a participar en el proceso, “para construir un México más fuerte”, dijo el mandatario.

Diez días antes del inicio de las campañas, y ante la inminencia de las vacaciones de Semana Santa y de Pascua, el mandatario emitió su mensaje en el que recalcó: “México es una democracia con una ciudadanía más participativa. Como ciudadanos nos toca participar y ejercer nuestro voto”.

En el mensaje transmitido a través de la página web de la Presidencia sostuvo que “todo mexicano puede tener la certeza que su voto cuenta y será respetado”.

Sin referirse a alguien en particular señaló que la mejor expresión de la voluntad popular es el sufragio electoral; en ese contexto, el presidente Peña Nieto invitó a los ciudadanos a que acudan a las urnas y reafirmen su confianza en las instituciones democráticas.

El jefe del Ejecutivo mencionó que las del 7 de junio serán las primeras elecciones que se organizarán bajo el esquema de la enmienda político-electoral de 2014. “Con nuevas autoridades electorales y reglas más estrictas serán los comicios más fiscalizados y transparentes de nuestra democracia”, manifestó.

Horas después del llamado presidencial, el perredista Julio César Moreno, presidente de la Cámara de Diputados, hizo lo propio. Exhortó a la población en general y a los sectores a votar en la próxima jornada.

“Como Cámara, como diputados, hacemos un llamado a que todos acudan a las urnas, que todos acudamos a este ejercicio democrático en las próximas elecciones de junio”, señaló Moreno.

Para no dejar duda de que el llamado del perredista se suma al de las autoridades electorales y al del presidente Peña Nieto, Julio César Moreno aseveró: “Ya lo han dicho las instituciones, ya los dijo el Instituto Nacional Electoral, el Ejecutivo, que existen las condiciones en todo el país”.

Seis días antes del arranque de las campañas políticas, la Procuraduría General de la República, a través de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade), emitió un comunicado en que señaló que entre el 20 de febrero y el 20 de marzo pasado ya tiene 115 averiguaciones previas, de las cuales 101 corresponden a domicilios irregulares, siete por diversas relaciones, cuatro por suplantación de identidad y tres por irregularidades en el proceso electoral.

La Fepade informó que el estado con mayores averiguaciones es Veracruz, con 32.

Miles de horas  de spots

Con el arranque de las campañas políticas, las dos mil 41 frecuencias de radio y televisión en todo el país serán las encargadas de inundar el espectro de spots políticos.

De acuerdo con el INE, en los próximo 60 días y hasta el jueves 4 de junio, día del cierre de campañas, serán transmitidos 13 millones 297 mil 494 spots relacionados con la contienda electoral. De éstos, 11 millones 356 mil 254 promocionales serán de los diez partidos políticos en competencia y el resto un millón  941 mil 240 promocionales de las autoridades electorales.

Estos números de propaganda política que serán transmitidos en las dos mil 41 frecuencias de radio y televisión del país equivalen a 97 mil 968 horas de tiempo aire.

Distribución

El mayor tiempo-aire y número de spots en este periodo electoral corresponderá al PRI: dos millones 983 mil 501 de promocionales, lo que representa 22.5% del total; le sigue el PAN, con 18 por ciento, que equivale a dos millones 447 mil 392; el PRD tiene para su propaganda política un millón 846 mil 489 promocionales, que equivalen a 13.8%; el Verde tiene 6.1%, que representa 820 mil 405 spots; PT, 5.2%, con 693 mil 300 anuncios; Panal, podrá transmitir 651 mil 702 spots, que equivalen a 4.9%; Movimiento Ciudadano, 4.8%, con 644 mil 769 promocionales.

Los partidos de nueva creación como Morena, Partido Humanista, Encuentro Social y los candidatos independientes tendrán derecho cada uno a 2.3 por ciento de los 11 millones 300 mil spots, que equivalen a 309 mil 674 promocionales en radio y televisión, para un total de 11 millones 356 mil 254.

Fuente: Excélsior

Leave a Reply