La iniciativa contempla garantizar los servicios, medicamentos, recursos humanos y tecnología necesaria para atender el cáncer infantil

Carlos Rubio 

Este día, luego de anunciar que lleva luchando un año contra el cáncer y que entraría a cirugía, Pedro Cesar Carrizales Becerra, El Mijis, subió a Facebook una iniciativa que presentó ante el Congreso del Estado para reformar diversas disposiciones de la Ley General de Salud en materia de Salud Oncopediátrica, es decir, la atención de niños con cáncer.  

“Sabemos que moriremos, pero la sensación es distinta cuando tienes un tumor aferrado a tu cuerpo”, fue lo que escribió El Mijis en la publicación en la que adjuntó la imagen de la iniciativa enviada a la diputada Vianey Montes Colunga, recién nombrada presidenta de la mesa directiva del Congreso del Estado de San Luis Potosí. 

Carrizales Becerra suscribe que su iniciativa es presentada con el objetivo de disminuir la tasa de mortalidad por cáncer en niños y personas menores de 18 años, al considerar como objeto de salubridad general la atención integral de niñas, niños y adolescentes con cáncer. 

El artículo 5 de la Ley General de Salud del Estado considera en materia de salubridad la atención médica en beneficio de grupos vulnerables, así como la prevención de diversas enfermedades como las no transmisibles, bucodentales, nutricionales, entre otras, sin embargo, ningún párrafo abarca la atención de niños con cáncer. 

La última reforma de este artículo es del 11 de octubre de 2017 en el párrafo XXX, donde se consideran materia de salubridad general los “Establecimientos dedicados a la prestación de servicios como peluquerías, salones de belleza, estéticas, casas de masaje, gimnasios, estudios de tatuaje y/o perforaciones, y otros similares”. 

Con su iniciativa, El Mijis pretende que el Estado garantice una detección temprana y un tratamiento farmacológico integral a los menores de edad que padezcan cáncer, dotándolos de toda la infraestructura, recursos humanos y tecnología que requieran, “considerando esto como una de las bases fundamentales de la política de salud del Estado Mexicano”.