Astrolabio

giphy-3

 

La alerta Amber es un sistema de notificación para niños desaparecidos, mediante el cual, tanto la policía como los ciudadanos trabajan en conjunto para encontrar a la víctima. Entérate cómo surgió esta idea que ha salvado numerosas vidas.

El secuestro de Amber Hagerman.

Amber Hagerman fue una niña que nació en 1986, y que contaba con apenas nueve años de edad cuando fue secuestrada mientras jugaba con su bicicleta cerca de la casa de sus abuelos en Arlington, Texas.

El 12 de enero de 1996, un hombre blanco que se desplazaba en una camioneta negra se estacionó en el lugar donde Amber se encontraba jugando, allí, el hombre la sometió violentamente, obligándola a subir en la camioneta.

dt.common.streams.StreamServer

Inmediatamente, la búsqueda de la pequeña comenzó. Docenas de voluntarios unieron sus esfuerzos con la esperanza de encontrar a Amber sana y salva; inclusive el FBI se sumó a la investigación de los hechos, pero lamentablemente, cuatro días después de ocurrido el secuestro, apareció el cuerpo sin vida de la niña en un riachuelo.

Los resultados de la autopsia revelaron que Amber fue violada y luego degollada. También se descubrió que la niña había sido asesinada dos días antes de ser encontrado su cuerpo, por lo cual se pensó que de haber más coordinación entre los diferentes cuerpos de investigación, quizás Amber habría sido encontrada con vida.

El legado de Amber.

Donna Norris, la madre de la niña, exigió leyes más estrictas para los delincuentes sexuales.

El congresista Martin Frost, representante del distrito Whitson, propuso crear una Ley de Protección llamada “Amber Hagerman”, en que se planteaba crear un registro nacional de delincuentes sexuales.

4249304225_2408e69558_b

Finalmente, en el año 2003, el presidente George W. Bush firmó la Alerta Amber como legislación.

¿Cómo funciona la Alerta?

La Alerta Amber (American Missing: Broadcasting Emergency Response), es un sistema de notificación de desaparición de menores de edad. Aunque nació en Estados Unidos, ha sido adoptado por más de 10 países alrededor del mundo, como Australia, Canadá, Alemania, España, México, Emiratos Árabes Unidos, entre otros.

Cuando un niño desaparece, la policía reúne la mayor cantidad de evidencia y datos posibles; posteriormente, se transmiten dichos datos por todos los medios disponibles, televisión, radio, pantallas en las autopistas, redes sociales, etcétera. La idea es que la información llegue a la mayor cantidad de ciudadanos posibles para que, en caso de ver a alguien que reúna dichas características, contacte inmediatamente a los investigadores.

Si bien cada país tiene sus propias regulaciones y directrices, hay ciertos parámetros generales que permiten la activación de esta alarma: debe ser un joven menor de 18 años, que un departamento de policía valide la información de su desaparición, reunir suficientes datos para poder transmitirlos a la población, como por ejemplo, las características del vehículo, descripción física del secuestrador y de la víctima, entre otras.

Se ha descubierto que las primeras horas tras un secuestro son vitales, y pueden marcar una diferencia entre la vida y la muerte de las víctimas, de allí la gran importancia y valor de la Alerta Amber, pues gracias a ella y la colaboración de los ciudadanos, se han podido rescatar con vida a numerosos niños alrededor del mundo.

Leave a Reply

A+