Astrolabio

Por Victoriano Martínez

En Soledad de Graciano Sánchez, las prioridades cambian… en 50 días.

“Le informo que este Ayuntamiento está comprometido con la donación de un predio en el fraccionamiento El Origen, a fin de beneficiar a sus pobladores y sus aledaños en la construcción de un jardín de niños, una primaria y una secundaria”, dice el escrito que firmó el alcalde Gilberto Hernández Villafuerte el pasado 9 de julio.

El documento está dirigido al director de Planeación y Evaluación de la Secretaría de Educación de Gobierno del Estado, Fernando Ramos Delgadillo.

Entre los vecinos de los fraccionamientos El Toro, La Virgen y El Origen quedó abierta la esperanza de contar con un complejo educativo que les facilitaría contar con esos servicios para sus hijos. Hernández Villafuerte se lució como un alcalde “comprometido con la educación de los niños”.

Sin embargo, para el 20 de agosto se dio la primera señal de cambio en las prioridades. Hernández Villafuerte anunció que Soledad de Graciano Sánchez sería “el primer Municipio en el país en consolidar un proyecto de apoyo integral para la Guardia Nacional a fin de que cuenten con edificio propio y modernas instalaciones”.

El anuncio se concretó en la sesión de Cabildo de Soledad del 28 de agosto, en el que aprobaron, por unanimidad, la donación de un terreno de más de dos hectáreas para albergar la primera sede estatal de la Guardia Nacional… en el fraccionamiento El Origen, justo en el mismo predio comprometido con la SEGE 50 días antes.

Nadie en su sano juicio podría negar que la seguridad también es prioridad y agradecer que así se le reconozca. Lo que podría quedar en duda es si era obligado ponderar entre el derecho a la seguridad y el derecho a la educación de los habitantes de ese sector, como si fuera el único predio disponible en todo el municipio para apoyar a la Guardia Nacional.

Tras el destape de Ricardo Gallardo Cardona por parte del PVEM como su carta para la gubernatura en 2021, y el abierto activismo de Hernández Villafuerte incluso con llamados a afiliarse a ese partido, desechar el compromiso por la educación para cambiarlo por la seguridad no puede entenderse sin las prioridades que exige el proyecto político de la gallardía.

Desde el pasado mes de febrero, cuando Gallardo Cardona renunció a la fracción perredista en la Cámara de Diputados, su estrategia para congraciarse con la cuarta transformación ha dejado huella en diversos actos y declaraciones, como auto proclamarse como los votos clave para las reformas promovidas por el presidente de la República.

La afirmación en el comunicado oficial del Ayuntamiento soledense de ser “el primer Municipio en el país en consolidar un proyecto de apoyo integral para la Guardia Nacional” parece más un mensaje de Gallardo Cardona a las más altas cabezas de Morena y a Andrés Manuel López Obrador, como parte de su estrategia de acercamiento a esa corriente.

Sacrificar el derecho a la educación del sector para el que el Ayuntamiento ya se había comprometido antes que analizar otras opciones de predios disponibles tiene un tinte de atender la nueva prioridad con una urgencia por ser el primero con un objetivo de congraciarse con los apoyos a un proyecto político con miras al 2021.

Lo advirtió Otto von Bizmarck, los políticos piensan en la próxima elección, y en eso está la importancia de la prohibición de los actos anticipados de campaña. La urgencia que provocó anular el compromiso con el predio en El Origen la marca el proceso electoral de 2021, a cambio de sacrificar lo que habría favorecido a las próximas generaciones de todo un sector.

A+