8

España, (5 de Abril).- El Papa Francisco ha pedido este domingo en la misa pascual celebrada ante miles de fieles en la plaza de San Pedro del Vaticano que la comunidad internacional no se quede de brazos cruzadosante el “sufrimiento” en Siria e Irak.

“Roguemos ante todo por Siria e Irak, para que cese el fragor de las armas y se restablezca una buena convivencia entre los diferentes grupos que conforman estos amados países. Que la comunidad internacional no permanezca inerte ante la inmensa tragedia humanitaria dentro de estos países y el drama de tantos refugiados”, afirmó el Pontífice en su homilía.

Anteriormente el representante de la Santa Sede ante las Naciones Unidas, el arzobispo italiano Silvano Tomasi, ya había defendido abiertamente la acción de la comunidad internacional en Irak y Siria con el respaldo de las Naciones Unidas, para así frenar los pies al denominado Estado Islámico (IS) y proteger a la población cristiana y otras minorías perseguidas por los fundamentalistas.

Bergoglio también tuvo palabras para el conflicto en Libia, pero en este caso no refirió a la comunidad internacional, a pesar de que el Gobierno de Matteo Renzi ha mostrado en diversas ocasiones su disposición a liderar una coalición internacional para actuar en este país que se encuentra a unos centenares de kilómetros de la costa italiana. “Pidamos la paz para Libia, para que se acabe con el absurdo derramamiento de sangre por el que está pasando, así como toda bárbara violencia, y para que cuantos se preocupan por el destino del país se esfuercen en favorecer la reconciliación y edificar una sociedad fraterna que respete la dignidad de la persona”, invocó el Pontífice.

Francisco dedicó su homilía básicamente a recordar las muchas guerras que asolan el mundo. “¡Son tantas!”, se lamentó. Así mencionó el conflicto entre palestinos e israelíes, y también en Yemen, Nigeria, Sudán, Sudán del Sur, República Democrática del Congo, Kenia y Ucrania. Sobre este último país, afirmó: “Que la resurrección del Señor haga llegar la luz a la amada Ucrania, especialmente a los que han sufrido la violencia del conflicto de los últimos meses. Que el país reencuentre la paz y la esperanza gracias al compromiso de todas las partes interesadas“.

El Papa también se mostró especialmente duro con “los traficantes de armas que se benefician con la sangre de los hombres y de las mujeres”, destacó. E incluso también mencionó el acuerdo atómico alcanzado entre Estados Unidos e Irán. “Encomendemos con esperanza al Señor misericordioso el acuerdo alcanzado en estos días en Lausana, para que sea un paso definitivo hacia un mundo más seguro y fraterno”, manifestó.

La misa se celebró en una plaza de San Pedro que se convirtió en un auténtico manto de paraguas al inicio de la eucaristía. Roma amaneció este domingo con viento y lluvia intensa, pero eso no fue inconveniente para que millares de fieles acudieran a la misa pascual. La homilía del pontífice también se retransmitió en directo por la televisión estatal Rai 1 y otros canales locales.

Fuente: El Mundo

Leave a Reply