Astrolabio

El suicidio más hermoso

El suicidio más hermoso

med_danielblau_parisphoto_catalogue-jpg

Por: Diana López.

Cosa de todos los días durante estos últimos tiempos es encontrar personas que han decidido escapar por la “salida fácil”, ya sea por problemas personales, financieros, amorosos… Ni diferentes personalidades del espectáculo han encontrado otra manera de hacer frente a muchos de sus problemas.

Ya sea con pastillas o métodos más comunes y conocidos por todos gracias a las películas, estas personas pensaron esquivar sus problemas de esta manera.

Pero la historia que les presento el día de hoy sin duda es única, por el contexto, la época y la manera en la que sucedieron las cosas. Curiosamente el momento quedó captado para la posteridad por un fotógrafo que se encontraba en el lugar y este hecho, junto con la imagen, recibieron el título de “El suicidio más hermoso del mundo”…

 

Evelyn McHale fue una joven nacida en 1924, cuya muerte es recordada por ser un suceso inusual y único hasta el momento. La joven de tan sólo 23 años, saltó el 1° de mayo de 1947 del piso 86 del edificio Empire State.

Un día antes, su prometido declaró que se despidió de ella, encontrándola feliz “como cualquier chica a punto de casarse”, y volvió en tren a Nueva York el día siguiente.

El día primero de mayo, poco antes de las 10:30 horas, McHale ingresó al emblemático Empire State y compró un boleto para ingresar al mirador, que se encontraba en el piso 86 del rascacielos.

Nadie de los presentes hubiera imaginado las intenciones de la bella joven al acercarse demasiado al borde del lugar; saltó al vacío y su cuerpo finalmente impactó en el techo de una limusina perteneciente a la Organización de las Naciones Unidas, sin ocupantes en su interior, y que estaba estacionada a la entrada del edificio.

Nunca se supieron los motivos que la llevaron a cometer tal acción.

Pero sin duda lo más increíble de esta historia es la postura en la que quedó. Contrario de lo que se podría esperar al caer desde esa altura, en vez de encontrar un cuerpo destrozado que derivara en una escena desagradable, la hermosa joven parecía estar dormida. Su cuerpo parecía haberse posado suavemente sobre el vehículo, con una serenidad en su rostro, conservando su belleza y sosteniendo con la mano izquierda el collar que tenía en su cuello.

Apenas 5 minutos después del incidente, un estudiante de fotografía llamado Robert C. Wiles, que había escuchado el impacto, salió a la calle y captó la imagen de la joven.

Quienes lo presenciaron, no podían creer lo que veían.

En la plataforma de observación, la policía encontró el abrigo de la señorita McHale, su cartera con algunos dólares, fotos familiares y una nota de suicidio:

“No quiero que ninguno, dentro o fuera de mi familia vea alguna parte de mí.

¿Podrían destruir mi cuerpo cremándolo? Les ruego, que no me hagan ningún funeral o tipo de ceremonia. Mi novio me pidió matrimonio para junio. No creo que pudiera ser una buena esposa para nadie. Él estará mucho mejor sin mí.

Díganle a mi padre que tengo muchas tendencias de mi madre

                                                                      -Evelyn McHale-“.

 

La fotografía captada en el momento justo tras su muerte, fue publicada el 12 de mayo en la portada de la revista Life con el título “El suicidio más hermoso”.

Esta historia trascendió y ha quedado plasmada en la canción Shatter Me With Hope del grupo de rock finlandés HIM, así como es referenciada en la canción Jump They Say, del artista inglés David Bowie.

A+