Astrolabio

Abelardo Medellín

Las empresas fantasmas vinculadas con la venta de medicamentos oncológicos falsos al Hospital Central “Dr. Ignacio Morones Prieto” continúan en operación a pesar de las denunciadas penales presentadas  por la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coepris).

El vocero de la organización Ciudadanos Observando, Guadalupe González Covarrubias, indicó que se puede suponer que dichas investigaciones no han tenido consecuencias, pues “vemos que estos cuates siguen apareciendo con más y más medicamentos falsificados, eso quiere decir que no pasó nada”.

En entrevista la tarde de este jueves, Guadalupe González recordó que en la investigación “Hospital Central pagó 120 mdp a empresas fantasma por «medicamentos oncológicos »” de Ciudadanos Observando, en colaboración con Astrolabio Diario Digital, reveló un entramado de empresas fantasmas que habían servido como provedores del nosocomio

En esta investigación se develó la existencia de una proveedora llamada Grecia Marian Azuara Orta, quien facturó 9 millones 370 mil 460.54 pesos como persona física al Hospital Central; esta misma proveedora, aparece ahora en la más reciente investigación de la Coepris en que se encontró que el Hospital Central habría comprado un medicamento falso llamado Meropenem.

“Lo nuevo que se revela, es que personas como Grecia Marian Azuara Orta, ya aparece en varias situaciones donde se le señala medicamentos falsificados, dos en el central y en el IMSS también, esto lo veníamos desde la pasada investigación pasada”, comentó Guadalupe González.

González Covarrubias recalcó que es la obligación de la autoridad poner las denuncias penales contra las razones sociales que resulten ser irregulares, además de que se tendrá que “hacer una investigación a fondo de todos los medicamentos oncológicos que compró el Hospital Central y revisar cada medicamento con lupa”.

Según el vocero de Ciudadanos Observando, luego de haber encontrado irregularidades como las que expone Coepris en su nueva investigación, la autoridad deberá cotejar sus registros sanitarios y cerciorarse si sus provedores tienen los registros en regla.

Asimismo, Guadalupe González comentó que será la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) quien deberá revisar las transacciones y compras que se hicieron desde el Hospital Central y el Intituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) a empresas de constitución irregular.

“Es ahí donde van a salir cosas impactantes, porque se va a revelar lo que hemos sostenido, que es que son redes en el sector salud del país”, señaló.

González Covarrubias dijo también que lo que han mostrado las investigaciones es que la mayoría de las empresas fantasmas se constituyeron entre octubre y noviembre del 2015, justo a la entrada de Juan Manuel Carreras López al Gobierno del Estado.

Pese a ello, señaló que lo que revela este dato histórico sobre la creación de las empresas es que “hay más personajes involucrados, porque también aparecen en el IMSS, no nada más en el Hospital Central. Es decir, estas empresas pudieron haberse creado por alguien con mucho conocimiento en el sector salud que luego focalizó todo en San Luis Potosí”.

Guadalupe González Covarrubias afirmó que estas redes aún operan con impunidad ya que en algunos casos hacen movimientos tan sencillos, como cambiarse de razón social para continúan con sus actividades.

Asimismo, indicó que será responsabilidad de la autoridad Federal investigar y castigar a los responsables de estas compras irregulares, ya que la mayoría de los hospitales del país pasarán a ser parte de la estructura del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi).

A+