Astrolabio

Abelardo Medellín

Sin transparentar la adquisición de patrullas y equipamiento, inició operaciones la Guardia Civil Estatal en un evento realizado la mañana de este 16 de mayo, presidido por el gobernador Ricardo Gallardo Cardona, quien anunció que arrancan actividades cerca de mil 500 oficiales, con la meta de sumar 300 elementos en el transcurso del año.

Durante la presentación de la Guardia Civil, las autoridades realizaron una muestra de los vehículos y equipos adquiridos para esta nueva fuerza de seguridad.

Entre los vehículos exhibidos se mostraron 44 vehículos tipo sedan Charger, 40 camionetas RAM, ocho camionetas de alta velocidad, cinco vehículos Karnaf todo terreno, ocho patrullas tipo Mamba, cuatro drones de grado militar y 10 vehículos tipo racer.

Todas las unidades presentadas, además de rotuladas, cuentan con aditamentos y modificaciones especiales para actividades de seguridad.

Según explicó el gobernador, al concluir el evento, más del 60 por ciento de los elementos y equipos de la Guardia Civil del Estado se concentrarán en la zona metropolitana de la capital.

Asimismo, reiteró de forma puntual que estos más de 110 vehículos fueron comprados a la mitad de precio de lo que hubiera costado rentar vehículos similares.

Al evento asistieron delegados federales, representantes de las fuerzas castrenses, diputados y diputadas locales y federales, integrantes del gabinete, alcaldes y alcaldesas de las cuatro regiones del estado, así como representantes de gremios empresariales.

Un arranque opaco

Pese a que en el evento de arranque los funcionarios hablaron de lo conveniente que resultó la compra de vehículos para la nueva Guardia Civil, a la fecha, el Gobierno del Estado se ha negado a transparentar toda la información relacionada con la compra de patrullas y vehículos tácticos, así como equipo para esta corporación policiaca.

A través de la una solicitud de información, Astrolabio Diario Digital solicitó a la antes llamada Secretaría de Seguridad Pública (SSP) el contrato celebrado para la adquisición de los nuevos vehículos, además de un informe en el que se detalle el número de unidades adquiridas.

En respuesta a la solicitud, la SSP afirmó que no tenía dicha información, toda vez que no había sido entregada por la Oficialía Mayor; a su vez, al preguntar simultáneamente por esta información a la Oficialía Mayor, esta se declaró incompetente y sugirió dirigir la solicitud a la SSPE, por lo que ninguna autoridad se hizo responsable por transparentar lo solicitado.

A+