Carlos Rubio

Como se anunció desde el sábado 20 de junio, este día se abrieron nuevamente al público los parques Tangamanga I y II de la capital potosina; en un recorrido realizado por Astrolabio Diario Digital, se pudo constatar que se estaba permitiendo la entrada a personas mayores de 60 años, aún cuando fue una de las principales restricciones por considerarse una población de alto riesgo a complicaciones de salud por Covid-19.

Se instalaron dos filtros sanitarios en los accesos al Parque Tangamanga I por las avenidas Salvador Nava Martínez y Chapultepec; en los filtros una persona se encarga de tomar la temperatura y pregunta el nombre de quien ingresará, mientras otra persona lleva el conteo de cuántos asistentes han entrado al parque, no obstante en ningún momento se pregunta la edad para determinar si se encuentra dentro del grupo de riesgo. 

El uso de cubrebocas es obligatorio al interior del parque, sin embargo muchas personas únicamente lo utilizaron para lograr ingresar y posteriormente se lo quitaron, ya sea para caminar, trotar, correr o andar en bicicleta. 

La distancia obligatoria entre personas era de cuatro metros para corredores y 10 metros para ciclistas, regla que también fue incumplida por el público asistente, ya que se pudo observar grupos de corredores de hasta siete personas y grupos de ciclistas de hasta nueve personas. Cabe destacar que ningún vigilante del Parque Tangamanga se acercaba para llamarles la atención.

Las palapas y bancas al interior del parque se encontraban clausuradas con cinta amarilla de seguridad para evitar aglomeraciones. 

Posterior a las 10 de la mañana concluyó el acceso a los visitantes, aunque mucha gente continuó llegando y se retiraban molestos cuando el personal del parque les negaba la entrada. Aproximadamente a las 10:30 se comenzó a dar aviso de que se debían desalojar las instalaciones ya que a las 11 se daría cierre al primer día de la “nueva normalidad” en el Parque Tangamanga I.