Antonio González Vázquez

Enero del 2020, como cada mes desde que inició el sexenio de Juan Manuel Carreras, arroja una extensa lista de crímenes, pero será recordado por la atroz ejecución del priísta Aurelio Gancedo. Ese asesinato saltará a la memoria cuando más adelante se ponga a revisión la administración de Carreras, pero también la del alcalde capitalino, Xavier Nava. A Gancedo y a muchos más los ejecutaron en la capital, que sigue siendo el municipio más violento de la entidad. Aquí el recuento sangriento de la crónica mensual de ejecutados que se empezó a escribir con el inicio del sexenio carrerista.

Se desvanecía la luz del 27 de diciembre en El Cascarón, comunidad de la delegación capitalina de Bocas. En un camino solitario en ese momento, un hombre armado se plantó frente a una camioneta que circulaba con lentitud y, al tener al conductor en la mira, le disparó con tal certeza que lo mató. En el parabrisas de una vieja camioneta Ford quedó la huella del orificio del proyectil; la víctima tenía 65 años de edad.

En una brecha que se une al camino que conecta a los ejidos de Niños Héroes y Santa Rosa, en el municipio de Tanlajás, fue asesinado un hombre de unos 25 años de edad; al entrar al camino fue sorprendido por su agresor. Murió en el lugar al desangrase por la herida recibida en el abdomen.

Un hombre que caminaba por la acera de la lateral de la carretera San Luis-Querétaro, a la altura del eje 106 de la Zona Industrial, fue abatido a balazos por un asesino solitario que al parecer lo seguía. Poco después de las dos de la tarde del 29 de diciembre, la policía recibió llamada de auxilio al reportarse un cuerpo tendido boca abajo cerca de un restaurante de mariscos de esa zona.

Por la madrugada del 1 de enero, una mujer de 42 años de edad fue asesinada por su pareja, quien le clavó una navaja en el pecho. El cuerpo fue encontrado por algunos de sus familiares en un camino en penumbra de la comunidad Los Remedios, del municipio de Aquismón. Ambos habían ido una fiesta de fin de año en casa de la familia de ella, pero luego de abandonar en lugar, a eso de las tres de la mañana, su compañero le dio muerte.

En un camino vecinal de la comunidad de La Rinconada, municipio de Soledad de Graciano Sánchez, fue asesinado un hombre de unos 30 años de edad. La policía, al atender un llamado de auxilio, encontró el cuerpo con la cabeza destrozada. El crimen, en la mañana del día primero de enero.

A las cinco de la mañana del 1 de enero, una fiesta de cuates para recibir el año nuevo que se celebraba en la colonia Expropiación Petrolera, en el municipio de Soledad de Graciano Sánchez, derivó en pleito: un joven fue asesinado a cuchilladas.

Por la madrugada del 2 de enero, hombres armados invadieron propiedad del rancho La Amapola en la comunidad de La Tapada en el municipio de Santa Catarina y le prendieron fuego a una pequeña construcción de dos habitaciones, en donde, además, asesinaron a balazos a un hombre que al parecer hacía labores de vigilancia.

El 3 de enero los comerciantes del mercado San Luis 400 iniciaban sus labores por la mañana cuando descubrieron el cuerpo sin vida del velador del lugar. El vigilante, de nombre Benito, estaba postrado de costado en catre con heridas de arma blanca.

Una mujer de 30 años de edad fue asesinada en una de las habitaciones de una casa de huéspedes ubicada en la calle Pedro Antonio Santos, del municipio de Ciudad Valles. En el anochecer del 6 de enero, la policía de ese municipio recibió el reporte de que había un altercado en ese lugar, a donde luego se solicitó la presencia de personal de la Fiscalía General, pues se encontró el cuerpo de una mujer sin vida que había sido herida con arma blanca en el cuello. Según testigos, un hombre, que habría sido el agresor, huyó del sitio antes de la llegada de la policía. La víctima, de nombre Olga, era originaria de Ciudad Valles.

La calle Monte Blanco, de la colonia Bellas Lomas, está sin pavimentar y en penumbras, escenario propicio para que sujetos armados le quitaran la vida a un individuo de unos 30 años de edad que iba en camino a su casa. Como a las ocho de la noche del 9 de enero, sus agresores cerraron el paso y lo abatieron con armas de fuego.

Un hombre descansaba afuera de su casa en la comunidad de El Cerrito, en el municipio de Santa María del Río. Era la tarde del 11 de enero y todo parecía normal, de súbito arribó una camioneta con dos sujetos a bordo que dispararon a mansalva a su víctima de 51 años de edad, quien quedó tendido afuera de su domicilio.

Cerca de la medianoche del 11 de enero en la calle Comanjilla, de la colonia San Leonel, en la capital del estado, fue localizado el cuerpo de un hombre ejecutado. A su lado, una cartulina con el mensaje de una organización criminal. La Policía Estatal reportó que el cadáver presentaba heridas producidas por arma de fuego y que otro hombre fue herido de bala, por lo que fue trasladado a un hospital, donde murió en la madrugada del 12 de enero.

Un hombre de 22 años de edad fue masacrado en un ataque armado perpetrado por dos sujetos que sorprendieron a su víctima cuando conversaba con su novia. A las ocho con treinta del 12 de enero, en el interior de un auto estacionado en la calle Adolfo López Mateos, de la colonia Francisco Sarabia, el joven y su novia pasaban el rato cuando de pronto se paró junto a ellos una camioneta de la que descendieron dos individuos que dispararon hasta en 10 ocasiones para luego huir del lugar.

Una mujer y un hombre murieron durante una persecución y posterior enfrentamiento a tiros entre ministeriales y presuntos delincuentes. En la zona limítrofe entre los municipios de Villa de Arriaga, San Luis Potosí y Ojuelos, Jalisco, tuvo desenlace una persecución de policías a una camioneta con sospechosos. Tras salir de la carretera y volcarse esa unidad, murió una mujer, y luego, en un intercambio de fuego, murió un acompañante de los policías; dos de éstos resultaron heridos. Los hechos, a la media tarde del 13 de enero.

En una calle de la comunidad de La Esperanza, municipio de Villa de Zaragoza, fue asesinado un joven de 23 años de edad; le dieron un disparo por la espalda. Por la mañana del 13 de enero, familiares y vecinos de la víctima dieron parte a la policía de ese municipio y luego personal de Servicios Periciales confirmó el deceso por proyectil de arma de fuego en el costado izquierdo.

Por la mañana del 13 de enero, un hombre de 40 años de edad fue asesinado en la colonia Las Pilitas, en la capital del estado. El cuerpo abatido quedó tirado a mitad de la calle Blas Pascal. Se reportó que antes del crimen en ese lugar había ocurrido una riña, pero cuando llegó la policía sólo encontraron el cadáver.

Juan Martín, un policía estatal retirado fue abatido por sujetos armados durante la mañana del 14 de enero en el fraccionamiento Cerrada del Bosque, en el municipio de Soledad de Graciano Sánchez. La víctima recibió seis impactos de arma de fuego en distintas partes del cuerpo; estaba por regresar a su domicilio luego de llevar a uno de sus hijos a la escuela. Tenía 53 años de edad.

Presuntos delincuentes atacaron con armas de fuego a dos hombres que abandonaban unos campos de béisbol, cerca de la clínica 50 del Seguro Social. La policía recibió la alerta de disparos y al llegar al lugar encontraron el cuerpo de un hombre, así como a un herido que fue trasladado al hospital. En el lugar, en la colonia Prados San Vicente, la policía identificó seis casquillos de arma de fuego. La Fiscalía en sus primeros datos de investigación encontró que los agredidos forman parte de la Dirección de Seguridad Pública del Ayuntamiento de la capital que en el momento del ataque estaban en día de descanso. El agente que murió tenía 41 años de edad y se llamaba Moisés. Los hechos, por la noche del 19 de enero.

Un hombre de 36 años de edad fue asesinado en su domicilio de la calle prolongación Terán, en la colonia Del Bosque, del municipio de Matehuala. Como a las ocho de la noche del 20 de enero, familiares de la víctima ingresaron al domicilio y encontraron en la cama el cuerpo sin vida de Luis Alberto, que presentaba herida producida por arma de fuego. En el lugar del crimen, la policía sólo encontró el cargador de una pistola, pero no el arma utilizada por el presunto asesino.

En la fría mañana del 21 de enero, en un paraje desolado de la comunidad de Jalpan, en el municipio de Rioverde, fue ubicado el cuerpo de un hombre asesinado de un disparo en la cabeza. La policía encontró el cadáver, que tenía una venda en los ojos y estaba atado de pies y manos; al lado de los restos, una cartulina con el presunto mensaje de una organización delictiva.

En el anochecer del día 21 de enero, unos sujetos armados ingresaron violentamente a la casa de José Martín y lo acribillaron. El crimen, en un domicilio de la calle Almaraz, de la comunidad de La Trinidad, en el municipio de San Ciro de Acosta. La víctima recibió al menos cuatro disparos en distintas partes del cuerpo.

26 horas después de su desaparición, fue localizado el cuerpo descuartizado de Aurelio Gancedo Rodríguez, ex presidente del Comité Directivo Estatal del PRI. Sus restos fueron ubicados en tres bolsas en el interior de su vehículo que fue abandonado en un predio de la colonia La Merced, en la capital del estado. Desde la tarde del día 21 de enero, familiares, amigos y dirigentes del PRI perdieron la comunicación con Gancedo, y como a las ocho de la noche del 22 de enero, fue ubicada la unidad abandonada por sus asesinos.

En unos cañaverales del ejido La Hincada, en el municipio de Ciudad Valles, al atender un llamado de alerta, elementos de la Policía Estatal localizaron los restos de un cadáver en franca descomposición. Por la tarde del 22 de enero, personal de la Fiscalía General recuperó los restos para que de la necropsia surja información de la identidad de la víctima, así como las causas de su muerte.

A las dos de la mañana del 24 de enero, un hombre fue asesinado en el andador Comte, de la colonia Nuevo Progreso en la capital del estado. La víctima huía de sus agresores que viajaban en un automóvil blanco, pero le dieron alcance para dispararle y provocarle heridas mortales en el cuello y en el pecho. Cuando los servicios médicos llegaron al lugar, el hombre de 30 años de edad ya había fallecido.

Un hombre de 31 años de edad viajaba en su bicicleta por la calle 77 de la colonia Prados San Vicente Segunda Sección, en la capital del estado. Pasaba de las 10 de la noche del 24 de enero y según testimonios recabados por la policía, una camioneta de color negro se le adelantó e hizo alto frente a él y un sujeto armado descendió para abrir fuego en su contra y abatirlo.

Por la mañana del 24 de enero, vecinos de la calle Del Panteón, en la cabecera municipal de Tamazunchale, descubrieron el cuerpo de un hombre sin vida que yacía a media calle. Elementos de la Policía Estatal y Municipal que atendieron la alerta, encontraron el cadáver que presentaba múltiples lesiones en la cabeza. Reportaron que habría sido asesinado a golpes con objetos contundentes.

Junto a la basura acumulada en una arboleda que está en un baldío de la calle Libertad, en el municipio de Soledad de Graciano Sánchez, unos transeúntes avistaron el cuerpo de un hombre sin vida. A las ocho de la mañana del 25 de enero, la policía acudió al sitio y acordonó el lugar donde estaba un hombre de aspecto joven que no fue identificado; presentaba heridas por arma de fuego en la cabeza.