Leticia Vaca

Hasta febrero se determinaría si habría responsabilidad de la Auditoría Superior del Estado (ASE) en las revisiones del ejercicio fiscal 2018 de las cuentas públicas del Ayuntamiento de la capital y el Poder Judicial del Estado.

Ello, luego de que el Pleno del Congreso del Estado no avalara los informes de las cuentas públicas; la del Poder Judicial por contar con observaciones mínimas pese al presupuesto ejercido; caso contrario al del Ayuntamiento de San Luis Potosí, en la que se reportó casi el 30 por ciento del total de observaciones de los 113 entes.

Al respecto, el presidente de la Comisión de Vigilancia, José Antonio Zapata Meraz, aclaró que se pidió al titular de la Unidad de Evaluación y Control (UEC), Jorge Ovidio Robledo Gómez, “revisar a profundidad el trabajo de Auditoría, que es lo que calificamos los diputados, lo que hacemos no es aprobar o desaprobar una cuenta pública, lo que hacemos es calificar si la auditoría fue llevada con los procesos que debió llevar”. 

Puntualizó que la UEC, podría determinar si hay responsabilidad de los auditores o si se podrían repetir las auditorías, e incluso “se podría reponer el proceso en caso de que se observe alguna falta grave”.

Sin embargo, indicó que, de reponerse las auditorías, no se ampliaría la muestra, pero sí que los informes que entregó la ASE cuenten con el sustento legal necesario.

Finalmente, refirió que hasta finales febrero se podría presentar ante el Pleno un nuevo dictamen de ambas cuentas.