Astrolabio

Fátima Alvizo

Recientemente en redes sociales, se ha difundido un video en donde se muestra el atropellamiento y asesinato del perrito comunitario de Villa Magna “Negrito”, ante ello decenas de personas han clamado por “máxima justicia”, “que pague por lo que hizo”, “se merece castigo fuerte”, “castigo ejemplar”, entre otras que denotan el malestar social causado, a este se sumó el gobernador del estado Ricardo Gallardo Cardona quien escribió que presentaría una iniciativa de ley para castigar con 5 años o más de cárcel a quien haga lo que le hicieron a Negro.

Esta declaración es engañosa, pues no garantiza en el marco de sus atribuciones legales prevención o reparación del daño, omite que la existencia de perritos comunitarios responde a los pocos recursos y nulas políticas públicas orientadas a la atención de animales domésticos en situación de abandono, o bien de fortalecimiento de la cultura de adopción responsable. Por ejemplo, dotar de mayores recursos a las perreras o ampliar las campañas de esterilización si puede estar dentro del marco de acción del ejecutivo.

Es así que, mediante la promesa de castigo, se gana popularidad y se zanja un tema complejo con un callejón sin salida. Esto podría parecer lo que en décadas cercanas se ha conocido como “punitivismo populista” lo cual se ha definido como “la estrategia ideológica, manipuladora y reaccionaria del Estado de explotar las inseguridades de la colectividad para neutralizar ciertos debates sociales y criminalizar selectivamente ciertas conductas y sectores sociales”1 o bien como se le ha llamado la gobernanza a través del castigo.

Este tipo de salida, ofrece soluciones fáciles y rápidas ante un fenómeno complicado, selecciona los problemas a los que dará relevancia, introduce medidas de forma gradual, provoca respuestas emocionales, oculta datos objetivos y opiniones expertas y apela a los análisis oficialistas sobre la materia.

Como respuesta y más allá del castigo punitivo, de la cárcel o la sanción, preguntémonos ¿Qué podemos hacer como sociedad para prevenir actos de crueldad en contra de los animales? ¿Qué podemos exigir al Estado y sus representantes para reparar el daño y garantizar la no repetición? ¿Cómo pensamos la justicia más allá del modelo punitivo?


1 Serra, L. (2018, 8 febrero). Populismo punitivo, o cómo se instrumentaliza el dolor de las víctimas. Pikara Magazine. Recuperado 5 de enero de 2022, de https://www.pikaramagazine.com/2018/02/populismo-punitivo-o-como-se-instrumentaliza-el-dolor-de-las-victimas/

A+