Astrolabio

Por: Eduardo Delgado

“Sabemos que afectamos a muchas personas pero si no nos hacen caso”, justificó un hombre, luego de que por la tarde de este domingo habitantes de la comunidad Cándido Navarro, del municipio de Soledad de Graciano Sánchez, bloquearon durante más de dos horas la carretera 57, en protesta porque policías de ese municipio detuvieron de manera violenta a un vecino de ese lugar y a un comerciante de esa localidad rural lo despojaron de su dinero.
A modo de explicación del trasfondo del conflicto, el hombre que pidió el anonimato expuso tajante: “Aquí no somos gallardistas… somos priistas”. Los resultados de los tres últimos comicios municipales en esa localidad, aseveró, lo confirman.
Relató que este domingo, aproximadamente a las tres de la tarde, llegaron a un billar de esa comunidad tres camionetas con policías -dos con agentes de Soledad y una estatal-, que arremetieron de manera violenta contra un grupo de personas que bebían en la vía pública.
“Eso es sólo una falta administrativa, pero a uno lo sometieron de manera violenta, lo subieron a una patrulla y todavía arriba varios lo iban pateando en la cara”, reprobó.
“Además le quitaron el dinero al dueño del billar y a varios chavos les quitaron dinero y teléfonos celulares”, informaron dos mujeres que también condenaron los excesos policiacos.
En demanda de la liberación de Héctor Zapata Rivera, de oficio albañil, alrededor de las cinco de la tarde los vecinos colocaron llantas usadas sobre ambos carriles de la carreta 57 y les prendieron fuego para bloquear esa vialidad a unos metros del kilómetro 17.
Durante más de dos horas el paso vehicular fue interrumpido y, en ambos sentidos, se formaron largas filas con cientos de vehículos particulares, del servicio foráneo de transporte de pasajeros y de carga pesada.
Al lugar arribaron decenas de camionetas con elementos de la Dirección General de Seguridad Pública del Estado y varias unidades policías federales, pero solo a observar el fuego consumiendo los neumáticos.
Una vez liberado el lugareño, pero sobre todo enseguida de que llegó una unidad con militares, habitantes sacaron palas para echar tierra sobre las llantas y apagar el fuego. Enseguida retiraron los residuos y poco después las 20:30 reabrieron la carretera.
Esta no es la primera vez que protestan de esta manera, recordó el relator. Hace unos cuatro años, cuando Ricardo Gallardo Juárez era presidente municipal de Soledad, bloquearon la carretera.
En ese entonces porque los guardianes llegaron a un lugar donde se festejaba a una quinceañera y procedieron a detener a un grupo de jóvenes que estaban en la fiesta. Los chamacos huyeron, los policías les dispararon y mataron a un niño de apenas 12 años; otro joven corrió con mejor suerte, pues únicamente una bala le hirió en la espalda.

A+