Imagen tomada del video difundido por Gabriel Salazar.

Jaime Nava

El mensaje titulado “Esta tarde me suicido” que publicó el representante del Grupo Infinite, conglomerado de empresas entre las que se encuentra la financiera Invercorp denunciada por presunto fraude, es una “reflexión” y no un anuncio, aseguró el propio Gabriel Alan Salazar Soto.

En grupos de WhatsApp donde participa, Salazar Soto compartió el audio del mensaje que comienza y termina con la frase: “esta tarde me suicido”, lo que provocó la burla de otros participantes en esa conversación. “Es una reflexión puñetas. Ahí les va mi última reflexión para que lo entiendan todo, mendigos morbosos”, les respondió. 

Contactado por Astrolabio Diario Digital, Salazar Soto insistió en que se trata de una “reflexión” de tres videos y compartió el contenido del segundo en el que comienza diciendo: “nací en la pobreza y crecí en la necesidad, mi adolescencia fue entre la calle y los comercios, he estado en bancarrota y he sido multimillonario, desde temprano decidí que empresario sería mi profesión y millonario mi título”.

Después continúa hablándose a sí mismo, se pide dejar de buscar culpables, no creerse débil, descansar si se siente cansado, no rendirse y que no se suicide. Al final, termina diciendo: “hoy, sólo morirá algo en mí, algo en ti, la capacidad de rendirte”.

Cuestionado respecto a la solicitud de concurso mercantil que presentó Grupo Infinite para liquidar bienes y pagar a los acreedores, Salazar Soto compartió con este medio de comunicación dos documentos. El primero es un comunicado fechado el 21 de agosto de 2020 mediante el cual informa a sus accionistas y acreedores que el 18 de agosto envió la solicitud de concurso mercantil.

El documento, como ya lo había dado a conocer Astrolabio Diario Digital, pide a los acreedores esperar a que la autoridad “designe a un visitador” para verificar los datos mencionados en la solicitud para que después sea el juez quien comience a llamar a los acreedores para “escuchar la propuesta de solución/convenio de pago.”

En el segundo documento, con fecha 12 de septiembre, Salazar Soto asegura que la solicitud de concurso mercantil se recibió “exitosamente” y se tramita bajo el expediente 256/2020-I; asimismo, menciona que el juzgado les requirió más información para completar el proceso. 

“De manera que, en las próximas semanas de parte de este corporativo a el mencionado juzgado se enviara toda la información necesaria para cumplimentar el requisito”, se lee en el escrito firmado por Gabriel Alan Salazar Soto como “Administrador único” de Cano Soto y Asociados, S.A. de C.V., razón social de Grupo Infinite. 

Además, se anexa copia del requerimiento notificado por el Juzgado de Distrito en Materia Mercantil Federal; sin embargo, la información que le solicitaron fue testada por el propio Salazar Soto y únicamente se aprecia que le piden completar tres aspectos marcados con los incisos a, b y c y que adjunte once anexos.

Finalmente, a Salazar Soto se le preguntó sobre la desaparición del restaurante Cañecao Grill que se ubicaba en Chapultepec número 420 y que formaba parte del Grupo Infinite, “Es información privada esa, mi estimado, pero lo que si te puedo decir es que el concurso no nos limita a vender activos y bienes siempre y cuando se vendan en importes correctos según avalúos y el recurso se use para pagar acreedores, ¿cuáles?, los que el administrador único designe no existe orden que lo demarqué”, respondió.