Angelica Campillo

En el marco de la reunión de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) llevada a cabo este jueves 29 de octubre, se acordó que las entidades de la República que lo deseen podrán cambiar de semáforo epidemiológico de riesgo COVID-19 cada semana, dio a conocer el presidente de la plataforma y gobernador de San Luis Potosí, Juan Manuel Carreras López.

El presidente de la Conago apuntó que el primer tema a tratar fue el sanitario, en el que se acordó que cada entidad va a estar cambiando de semáforo cada 15 días, sin embargo, cada semana se dará a conocer un reporte; asimismo, dijo que aquellos estados que deseen, por alguna circunstancia extraordinaria, o que tengan que cambiar eventualmente antes de los 15 días, lo pueden acordar en sus propios Consejos Estatales de Seguridad en Salud.

Explicó que hay una propuesta específica de la Conago, que involucra a la Secretaría de Salud Federal, a la Secretaría de Gobernación a través del Instituto Nacional de Migración (INM) y a la Secretaría de Relaciones Exteriores, misma que está relacionada con el retorno de paisanos a los diferentes estados de la República durante el mes de diciembre, para lo cual, adelantó que se contempla realizar una campaña de concientización.

Carreras López mencionó que dicha campaña debe comenzar en los consulados, brindando información amplia a los paisanos, “hay muchos que incluso vienen en caravanas y los consulados tendrán una labor que hacer en el mes de noviembre y parte de diciembre”; señaló que en los puntos fronterizos, a través de las autoridades del Instituto Nacional de Migración se puede establecer una serie de pautas y de recomendaciones sobre cómo pueden desarrollar sus actividades personales en su estancia en el país; asimismo, comentó que una tercera etapa tiene que ver con los estados y municipios, en donde se tendrá que estar haciendo un esfuerzo para informar de las condiciones sanitarias en las que se encuentra cada una de las demarcaciones para que los apoyen, “son bienvenidos, pero necesitamos que también se sumen a este esfuerzo compartido de trabajar para tratar de mantener en los mejores esquemas posibles la emergencia sanitaria”.

Manifestó que, el segundo punto que se trató en la reunión fue el de la reactivación económica, en el cual la Secretaría de Economía expuso que el país va a tener una caída importante pero también una opción de crecimiento para el año 2021, situación que estará evidentemente sujeta al comportamiento de la pandemia por coronavirus en México y en otras partes del mundo, ya que el crecimiento está ligado a cadenas de valor.

Además, mencionó que la reactivación de sectores específicos como el sector minero, automotriz y de la construcción había ayudado a la recuperación de los sectores productivos, no obstante, dijo que tendrían que seguir identificando sectores que den esta atracción para poder avanzar más en este sentido.

El presidente de la Conago refirió que la Secretaria del Trabajo presentó el comportamiento del empleo formal y la tendencia hacia la recuperación del nivel prepandemia estimado para marzo del 2021, además de dar cuenta de los avances en la implementación de la Reforma Laboral.
Indicó que el último punto se relaciona con el tema fiscal, que ha estado en el ánimo de la opinión pública, especialmente esta semana. Agregó que, al igual que en materia sanitaria, la Conago está trabajando con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, derivado de la reunión que se tuvo en el mes de septiembre en San Luis Potosí.

En ese contexto, comentó que la primera parte de los acuerdos a los que se llegaron tenía que ver con todos los esfuerzos para que no se afectaran las participaciones estatales y municipales correspondientes a este año, situación que se ha venido cumpliendo de manera puntual “y esperemos que así sigamos hasta el fin de este año”.
Destacó que, además, se buscarán los mecanismos para impulsar reformas legales y establecer mesas de trabajo con cada una de las entidades federativas para apoyar el cierre fiscal 2020, ante los gastos extraordinarios por la pandemia, “prácticamente todos los estados enfrentamos una realidad que tiene dos características, caída de recursos públicos y presión de gasto, fundamentalmente derivada de poder continuar atendiendo la contingencia sanitaria y también programa de carácter social”.

Asimismo, explicó que se establecieron los retos fundamentales rumbo al presupuesto 2021, que tienen que ver con tratar de mantener en términos reales las capacidades correspondientes a los rubros de participaciones y aportaciones, que son los dos grandes fondos de los gobiernos locales que fortalecen sus finanzas públicas estatales y, en este sentido, sentar las bases para revisar el pacto fiscal del país a través de la comisión permanente de funcionarios fiscales y posteriormente sumando a la iniciativa privada a través de una eventual Convención Nacional Hacendaria.