Astrolabio

Angélica Campillo

Debido a que los concesionarios del transporte público han incumplido con las mejoras en el servicio, la organización civil Cambio por San Luis exigió a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) rechazar el aumento a las tarifas previsto para este 2022.

Cambio por San Luis presentó nueve demandas de mejoras en las condiciones del servicio de transporte público al titular de la SCT, Leonel Serrato Sánchez, entre las que se encuentran:

La unificación y modernización del sistema de prepago; capacitación a los operadores; hacer cumplir la ley de condicionamiento de la tarifa al cumplimiento de las mejoras en la calidad del servicio, “si no cumplen, no hay aumento”; modernización y habilitación de botones de pánico y cámaras de seguridad vinculadas al C-4 y C-5; creación de un sistema de transporte para personas con discapacidad visual y motriz que cubra las necesidades del sector; erradicación de la corrupción en la emisión de hologramas sobre la revista y cumplimiento de requisitos para poder circular y regular la calidad del servicio.

Asimismo, recuperar los recursos de la Red Metro, poner en marcha el sistema con las adecuaciones pertinentes y fincar responsabilidad a quienes incurrieron en fraude por acción u omisión; trabajar por una Ley Estatal del Transporte que obedezca a las necesidades de la población y no a los intereses económicos de los concesionarios; reparto de gel, cubrebocas y colocar el reglamento visible para el público en general a bordo de las unidades de transporte público, ante la pandemia por covid-19, así como cuidar y respetar los derechos laborales de los operadores de transporte público.

La organización civil incluyó una demanda más relacionada a que la SCT no permita ningún aumento a la tarifa ni subsidio para los concesionarios, en tanto no se mejoren las condiciones del servicio y se cumpla con los compromisos contraídos que siguen pendientes.

“Pedimos al gobernador hacer uso del derecho de veto al incremento de la tarifa, puesto que las condiciones para un incremento no se cumplieron”, señalaron.

Cabe destacar que el pasado 7 de enero, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), publicó dos indicadores que impactarán la economía de los potosinos: uno es el valor de la Unidad de Medida y Actualización (UMA), que define principalmente el monto de las multas, mientras que el segundo se relaciona con el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) que determinará el alza a la tarifa del transporte público para este 2022.

De acuerdo con el INEGI, en el último mes de 2021 el INPC registró un incremento de 0.36 por ciento respecto al mes inmediato anterior, por lo que con este resultado, la inflación general anual terminó el año en 7.36. por ciento; en el mismo mes de 2020, la inflación mensual fue de 0.38 por ciento y la anual de 3.15 por ciento.

En ese contexto, conforme a la Ley Estatal de Transporte que establece un aumento a la tarifa del transporte público en razón del INPC, el alza aplicable a partir del 15 de enero de 2022 sería de 7.36 por ciento; por lo tanto, el pasaje normal que actualmente es de 10.10 pesos, pasaría a 10.84 pesos, lo cual se redondearía a 11 pesos, ya que no hay monedas de 20 centavos.

A+