Benazir Valles

Luego de que integrantes de la Asociación de Abogados de San Luis Potosí se hicieran presentes en el Congreso del Estado para pedir que se les tome en cuenta para la reforma con la que se busca dotar de autonomía a la Fiscalía Anticorrupción, el diputado Edgardo Hernández Contreras Alejandro celebró su interés y exigió que se les permita participar de manera activa en el proceso.

Asimismo, pidió al secretario general de Gobierno, Alejandro Leal Tovías, que “no sea metiche y no se meta en la vida interna del Congreso del Estado de San Luis Potosí”, pues aunque la terna para elegir al nuevo fiscal anticorrupción debe ser propuesta por el Ejecutivo, es a los legisladores a quienes les corresponde determinar quien quedará al frente de tan importante instancia.

Hernández Contreras sentenció que en San Luis Potosí los ciudadanos ya están hartos de los actos de corrupción que flagelan a la entidad pues, a pesar de contar con todas las pruebas en su contra, no se ve a ex funcionarios públicos encarcelados o inhabilitados y, por el contrario, aparecen con frecuencia buscando nuevos puestos de elección popular.

En este sentido, atribuyó la exigencia de los abogados al hartazgo ciudadano y por lo tanto hizo énfasis importancia de que que se le permita a los representantes de las barras de abogados asistir a las mesas de trabajo que llevarán a cabo las comisiones de Justicia y Puntos Constitucionales para analizar la reforma, ya que consideró que su participación abonaría en gran medida a garantizar la autonomía de la Fiscalía Anticorrupción.

Para argumentar su postura, el diputado recordó que él presentó una denuncia en contra del Secretario de Seguridad Pública por desvío de recursos, sin embargo no se avanzado en el tema “porque es del PRI, porque es línea del actual gobernador constitucional, Juan Manuel Carreras”.

Criticó, además, que la figura del fiscal anticorrupción “no es más que un ministerio público más, que está en la estructura de la Fiscalía General, que está supeditado a un fiscal general, que acude al Código Penal para la tipificación del delito”.

Finalmente, hizo un llamado a sus compañeros para que se garantice que el nuevo fiscal anticorrupción tenga autonomía y ponerle candados como “que no emane de la clase política, que no emane de un partido político, que no emane de una terna a modo por parte del Ejecutivo o de sus achichincles”.