Astrolabio

Por Samuel Estrada

El director del Instituto Potosino de la Juventud (Inpojuve), Luis Fernando Alonso Molina, lamentó que desgraciadamente la falta de oportunidades sigan convirtiendo a los jóvenes potosinos en la “carne de cañón” para las organizaciones delictivas, aunque es algo que no es exclusivo de San Luis Potosí.

El funcionario comentó “esto sigue pasando, la realidad es que en la delincuencia el dinero llega mucho más rápido y más fácil, pero también las drogas, la cárcel y la muerte, nosotros siempre hemos pugnado porque todos los jóvenes elijan el camino de los estudios y el trabajo”.

Finalmente refirió que es un fenómeno en todo el país, en el caso de la zona metropolitana la existencia de pandillas es grave, pero se está haciendo un programa de acercamiento permanente para que los llamados chavos banda, vean que ser parte de una banda no debe de implicar el consumo de drogas y la realización de actos delictivos.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A+