Astrolabio

Carlos Rubio

El analista político Eduardo Martínez Benavente consideró que faltó presión por parte de Octavio Pedroza Gaitán y el Partido Acción Nacional (PAN) para tratar de influir en el ánimo de los magistrados del Tribunal Electoral Estatal (TEE), y obtener una resolución favorable de la impugnación que presentaron de la elección a la gubernatura de San Luis Potosí (SLP).

El pasado 30 de julio, los magistrados del TEE declararon valida la elección de Ricardo Gallardo Cardona como gobernador de SLP para el periodo 2021–2027. Yolanda Pedroza Reyes, Rigoberto Garza de Lira y Denisse Porras Guerrero consideraron infundados los agravios expuestos por la coalición “Sí por San Luis”.

“Faltó que en San Luis hubiera más resonancia a través de manifestaciones a las que pudiera haber invitado sobre todo Octavio Pedroza, que sacó más de 400 mil votos, creo que ese peso hubiera por lo menos influido en el ánimo de los magistrados”, refirió Martínez Benavente.

En ese sentido, el analista político también culpó a la dirigencia del PAN, encabezada por Juan Francisco Aguilar Hernández, de no tener un verdadero liderazgo y de no haber realizado alguna muestra de resistencia civil: “Ellos también dijeron ‘pues ahí muere la cosa”.

En la resolución, el TEE anuló la votación de 31 casillas, hecho que Eduardo Martínez consideró una “burla” por parte de los magistrados para justificar que estudiaron de fondo el asunto: “Es un tribunal que se mueve con objetivos políticos”.

El 3 de agosto, Octavio Pedroza y “Sí por San Luis” impugnaron la resolución del TEE ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF); situación que se da en medio de una crisis de dos grupos al interior de la instancia federal.

El pasado 4 de agosto, cinco magistrados del TEPJF votaron por la destitución de José Luis Vargas Valdez como magistrado presidente y fue reemplazado por Reyes Rodríguez Mondragón.

Vargas Valdez es investigado por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) por presunto enriquecimiento ilícito, luego de que las autoridades detectaran compras de residencias por más de 27 millones de pesos, cifra que no coincide con sus ingresos anuales que son de 2.4 millones de pesos.

Este conflicto al interior del TEPJF ocurre al momento de que diferentes actores políticos del país presentan impugnaciones en contra de las elecciones del pasado 6 de junio. San Luis Potosí es uno de los estados en el que la gubernatura continúa a la deriva y en manos del tribunal federal.

Martínez Benavente vislumbra difícil que se anule la elección de Ricardo Gallardo Cardona como gobernador y no prevé que los cambios al interior del TEPJF pudieran afectar la resolución que emitirá el ente judicial, sin embargo, señaló que no habrá unanimidad en la decisión.

Por otra parte, el analista apuntó que el pueblo de San Luis Potosí vivirá una gran decepción en caso de que se confirme el triunfo de Gallardo Cardona y llegue a la gubernatura, y no cumpla con la mayoría de sus propuestas al tener un presupuesto limitado

A+