Fantosmia, una curiosa alucinación

giphy-4

 

Este trastorno alude a las alucinaciones olfativas, y el día de hoy, lo veremos a fondo. Te invitamos a seguir leyendo.

 

 

 

Curioso nombre.

Este nombre, a simple vista no parece relacionarse con el olfato o la nariz. La fantosmia es la alteración olfativa, que provoca a quienes la parecen, percibir olores y aromas que no están presentes o no son reales.

Si estás oliendo continuamente perfume de rosas, olor a tierra mojada o algún otro aroma agradable, sufrir de fantosmia no podría ser tan grave, ¿Verdad? Pero ¿Y si lo que percibieras fueran olores fétidos, desagradables y pútridos? Agradables o no, la fantosmia se puede convertir en un delirio olfativo si la persona siempre huele cosas que no existen.

mal-olor

También hay alteraciones de olfato que tienen que ver con interpretaciones erróneas de percepciones reales, es decir, que hueles algo que está, pero de una forma “equivocada”. En este caso, se llaman disosmia o parosmia.

Hay una variación de la parosmia que se denomina “parosmia fisiológica”, y es aquella en la que interpretamos los olores según nuestro estado de ánimo: si tenemos hambre, si estamos llenos, ansiosos por la falta de sexo, si hemos consumido mucho alcohol, y en este sentido, siendo subjetivo el origen, a veces resulta difícil diferenciarla de la fantosmia.

Posibles causas.

En general pueden ser provocadas por síndromes orgánicos o por agentes tóxicos, como el alcohol -que es causa principal de delirium tremens, donde a veces se perciben olores que sólo existen en la cabeza del alcohólico-, o diversas enfermedades, así como procesos neurológicos, como los siguientes.

Convulsiones del lóbulo temporal.

Son un tipo de epilepsia que afecta a esta región del cerebro. Justo antes de una convulsión, la persona siente emociones extremas, como éxtasis o miedo, pero generalmente pierden toda noción temporal y espacial. Muchas veces ni se dan cuenta de que su lóbulo temporal ha convulsionado. La fantosmia suele ser un síntoma, y cuando la produce una convulsión de este tipo, la alucinación olfativa se llama “aura” e indica que está a punto de ocurrir un ataque.

Lesiones cerebrales.

Hay veces en que las inflamaciones del cerebro lo oprimen contra el cráneo, y se dañan ciertas partes sensoriales, produciendo la fantosmia.

Alzheimer.

Son más comunes las alucinaciones auditivas y visuales, pero se han dado casos en que éstos enfermos también sufren de fantosmia, y llegan a ser tan reales los olores que no se les puede convencer de que no existen. Muchas veces huelen a flores o chocolate.

Migrañas.

Son muy raros los casos, pero se han registrado. Usualmente son olores desagradables, y se han reportado casos en que el paciente huele a pollo hervido o a pan tostado con mantequilla. Al igual que con las convulsiones, en las migrañas, la fantosmia aparece como un aviso de su llegada.

Hay casos físicos también, como la sinusitis, que pueden provocar algunas alucinaciones olfativas. Pero luego de tratadas y curadas, los olores desaparecen.

parosmia

Sin duda, el olfato es muy importante, incluso como referencia de la memoria… ¿O no te ha pasado alguna vez que hueles algo y el olor te transporta a otro tiempo?

 

Redes Sociales

Noticias por WhatsApp

Recibe nuestras notas directo en tu WhatsApp

Notas Relacionadas

Más Vistas

Skip to content