maltrato

 

Veracruz, México (26 de noviembre de 2015).- El pasado domingo 22 de noviembre, la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) de Veracruz, detuvo a un sujeto de nombre Asunción Esteban Guzmán, acusado de incurrir en actos de maltrato y crueldad animal; un delito que en la entidad amerita cárcel.

La detención fue ordenada por el Juez Primero Menor en respuesta a una denuncia interpuesta el pasado mes de agosto, con la que Nereyda Antemate y Rosendo Pérez, quienes fueran dueños del animal maltratado, denunciaron que Asunción dio muerte a su mascota.

De acuerdo con la denuncia, los hechos tuvieron lugar el pasado 24 de agosto en el poblado de Nuevo Teapa, ubicado en el municipio de Moloacán, Veracruz; en aquella ocasión, Asunción Esteban fue acusado de golpear a una perra de nombre “Maja” y posteriormente, haberle mutilado la parte frontal del hocico haciendo uso de un machete, herida que le causaría la muerte al animal.

Perra-mutilada-pixel

Además, la agresión habría acontecido con algunos menores de edad como testigos, cuestión que podría agravar el delito.

El primer caso de prisión en México.

Después de recibir asesoría legal, Isis Guillen Rasgado, protectora de animales en Minatitlán, así  como de la representante de la delegación veracruzana de la Asociación Mexicana por los Derechos de los Animales (Amedea), Miriam Hernández; los dueños de “Maja” han logrado que a causa de su denuncia, se gire la primera orden de aprehensión por el delito de maltrato y crueldad animal en la entidad.

De acuerdo con Miriam Hernández, de Amedea Veracruz, si el acusado fuese sentenciado a prisión, se trataría de la primera condena de este tipo a nivel nacional. De acuerdo con reformas realizadas en julio de 2014 al Código Penal de la entitdad, “al que intencionalmente cometa actos de maltrato o crueldad en contra de cualquier animal, causándole sufrimiento o heridas, se le impondrían de seis meses a dos años de prisión y multa de cincuenta a cien días de salario mínimo”.

En entrevista para Sin Embargo, la animalista aseguró que esta es “una buena noticia, pues por fin las autoridades han escuchado una denuncia, algo en lo que las asociaciones hemos venido trabajando mucho (…) Este caso sienta un precedente, pues en México tenemos algunas leyes contra el maltrato que son muy buenas, pero muchas veces no se aplica porque no lo exigimos.

En ese sentido, Hernández instó a la sociedad a denunciar ante las autoridades cualquier caso de maltrato animal por las vías correspondientes. “Estamos demostrando que las denuncias se escuchan, la cuestión es que la gente lo exija. Si la gente se limita y no denuncia y presiona, las autoridades no responderán”.

Ahora, la animalista, en apoyo a los denunciantes, espera que las autoridades “apliquen la ley. Para nosotros este es un caso muy grave, y sí pediríamos la pena máxima, pero el juez será quien evalúe el proceso. Mientras tanto, para nosotros, esto ya es un grandísimo avance”, concluye.

Fuente: Sin Embargo.