Redacción

Unas horas después de que la Fiscalía General del Estado emitiera una ficha para localizarlo, el ex dirigente priísta, Aurelio Gancedo fue encontrado muerto.

Durante la tarde, la Fiscalía General del Estado informó sobre el hallazgo del vehículo Mini Cooper, propiedad de Aurelio Gancedo, en un terreno ubicado en la colonia Las Mercedes. “El vehículo fue llevado a Servicios Periciales para su procesamiento. Personal especializado investiga qué indicios hay al interior del mismo”, comentó la Fiscalía a través del área de comunicación social.

Minutos después de las 9 de la noche, la Fiscalía General del Estado emitió un nuevo comunicado en el que informó que dentro del automóvil fueron encontradas tres bolsas con restos humanos correspondientes a Aurelio Gancedo. De acuerdo con fuentes al interior de la Fiscalía, las bolsas habrían sido halladas en la cajuela del vehículo.

“La FGE a través de su Policía de Investigación (PDI) mantiene las indagatorias necesarias a fin de esclarecer este homicidio y dar con quien o quienes resulten responsables del mismo.”, se lee al final del comunicado.

Aurelio Gancedo fue electo presidente del PRI en 2008, entre el 2009 y el 2012 ocupó diversos cargos en el Gobierno del Estado y en el Ayuntamiento de San Luis Potosí.

Por invitación del entonces procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, Aurelio Gancedo se incorporó a la Procuraduría General de la República en diciembre del 2012 donde primero se desempeñó como Director General Adjunto de Coordinación Operativa y, posteriormente, ocupó la dirección Control y Registro de Aseguramientos Ministeriales.

En febrero del 2018, derivado de una investigación periodística de la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, se le vinculó con la compra efectuada por la PGR del programa Pegasus que fue utilizado para espiar a periodistas, politicos y activistas en todo el país. En su momento, Aurelio Gancedo negó cualquier vínculo o participación en la compra de ese programa.