Astrolabio

Eduardo Delgado

Bajo la sospecha de evitar un gasto oneroso, este martes fue internado en el Hospital Central Ignacio Morones Prieto el director de Administración de la Secretaría de Salud en el Estado, Antonio Alberto Hernández Hernández, subordinado de la titular de esa dependencia, Mónica Liliana Rangel Martínez, que percibe un salario mensual neto de poco más de 81 mil pesos.

Trabajadores de la Secretaría de Salud, quienes pidieron el anonimato por temor a represalias, señalaron que Hernández Hernández es derechohabiente del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), institución en la que pudo haberse hospitalizado.

El derecho a la salud “a nadie se le niega, pero el servicio del Hospital Central es preferentemente para personas de escasos recursos; a los derechohabientes del Seguro Social y del ISSSTE les cobran la cuota mayor, pero en este caso, como es funcionario… sería factible que no pague”, advirtieron.

“Es como si una persona solvente económicamente va a un comedor de indigentes y no le cobran la comida porque es amigo del director”, ilustró uno.

Precisaron que seguro no existe documento firmado por la secretaria de Salud, Mónica Rangel, para acreditar que ella pidió la atención médica a su subalterno, “pero es obvio que no le van a cobrar, por cuestión de influencias”.

Consideraron conveniente que el director del nosocomio, Francisco Alcocer Gouyonet, acredite en su momento que el funcionario pagó, tratándose de una institución enfocada a la atención de personas de escasos recursos.

En la Plataforma Estatal de Transparencia, el Director de Administración en la Secretaria de Salud aparece con un sueldo mensual bruto por la cantidad de 127 mil 712.53 pesos y neto de 81 mil 681.9 pesos, mientras que Mónica Rangel percibe tan solo cuatro mil 322.10 pesos más.

A+