Astrolabio

16900742992_7765821a49

San Luis Potosí, (22 de marzo).- Luego de que se diera a conocer  que el director general de seguridad pública en el Estado, José Luis Urban Ocampo habría adquirido una casa de más de dos millones de pesos, el sacerdote Pedro Sánchez Solís después de la tradicional misa dominical aseveró que se tiene que revisar a todos los funcionarios públicos, el patrimonio con el cual  ingresan a las administraciones y con el que salen de su cargo.

Dijo además  “la gente ya sufre un desencanto de tantos discursos, de tanta corrupción, de tantos sexenios que han pasado y que  a la ciudadanía la tengan abandonada, ahora están buscando el voto,  pero primero tienen que enfocarse en recuperar la credibilidad para que haya una política sana y limpia”.

Finalmente puntualizó que debe de haber una declaración honesta de todos los bienes de aquellos que quieran ser funcionarios públicos, para establecer exactamente que fue lo que hicieron durante su mandato, si servir al pueblo o servirse del erario público y así puedan ser sancionados.

Fuente: Redacción.