Eduardo Delgado

A diferencia del gobernador, Juan Manuel Carreras López, quien este jueves lamentó “el fallecimiento” de Aurelio Gancedo Rodríguez, el líder nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Alejandro Moreno Cárdenas, condenó el “asesinato” y “atroz crimen” del exdirigente estatal del tricolor.

Este jueves, por separado y con menos de una hora de diferencia, el mandatario estatal y el dirigente del tricolor en todo el país se manifestaron sobre el caso. El primero, entrevistado luego de un evento matutino. El segundo, a través de redes sociales.

En la cuenta de Twitter “@PRI_Nacional”, Alejandro Moreno publicó a las 09:24 horas: “Condenamos enérgicamente el asesinato de Aurelio Gancedo Rodríguez, Dirigente del @IRHslp. Exigimos a las autoridades una investigación exhaustiva a fin de dar con el o los responsables de este atroz crimen”.

A las 10:12 horas un empleado de la Dirección de Comunicación Social de Gobierno del Estado, cuyo titular es Raúl Camacho Muñoz, divulgó en un grupo de WhatsApp de periodistas el audio de una entrevista realizada al mandatario, en la que lamentó “mucho” el deceso.

La periodista le cuestionó acerca de la posible intervención de la Fiscalía General de la República en las investigaciones del asesinato. El responsable del Poder del Ejecutivo le precisó “dos cosas. Uno: Lamento mucho el fallecimiento” y, en segundo lugar, confió en que la Fiscalía trabaja para lograr su pronto esclarecimiento.

Fue lo mismo que comunicó el pasado miércoles, enseguida de que fue hallado el cuerpo descuartizado de Aurelio Gancedo. A través boletín confió en que “la muerte” de Aurelio Gancedo será esclarecida por la Fiscalía General del Estado, a cargo de Federico Arturo Garza Herrera.

En cambio, en su cuenta de Facebook, localizable con su nombre y apellidos, el presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI reiteró su condena sobre el asesinato y pidió a las autoridades investigar “a fondo” para proceder contra el o los responsables del crimen perpetrado con crueldad excesiva.

El cuerpo de Aurelio Gancedo, implicado en la compra de un sofisticado sistema de espionaje durante los primeros años del sexenio del expresidente Enrique Peña Nieto, fue encontrado descuartizado y sus restos repartidos en tres bolsas de plástico, dejadas en el interior de su propio vehículo localizado la tarde noche del pasado miércoles en un lugar despoblado.

Lamenta Carreras homicidio de líder priista; pide no especular